Advertisement
Close

Select embed width then copy and paste code into your website.

En Perú, la RedGE expresó su preocupación por el impacto que el Acuerdo de Asociación Transpacífico, TPP, puede tener en el valor de las medicinas. 

By
Soraya Caicedo
Published on
Wednesday, October 7, 2015 - 16:20
File size
4.7 MB
Duration
10 min 14 sec

Anna Romero, coordinadora ejecutiva de la Red Peruana por una Globalización con Equidad, RedGE, se mostró decepcionada de que el acuerdo determine que las empresas farmacéuticas estadounidenses mantengan la protección de sus patentes por varios años, lo que impide que sus competidores puedan producir productos similares y encarece los precios de los medicamentos.

 

Por su parte, la ministra de Comercio de Perú, Magali Silva, dice que el TPP es un acuerdo positivo para el país, y dice que lo que se busca es promover la competencia y los peruanos debemos sentirnos orgullosos de ser parte de este selecto grupo de países, que después de cinco años nos hemos puesto de acuerdo…cada uno ha tratado de defender sus intereses...

 

Yo respeto la opinión de las ONGs y las voces que no están de acuerdo, pero también recuerdo que cuando les preocupaba que los precios de las medicinas iban a crecer (cuando se firmó el TLC con Estados Unidos) ese temor no se confirmó porque los precios de las medicinas en los últimos cuatro año crecieron un 2,8 % mientras la inflación creció un 3,2% y además se incrementó la oferta de medicamentos en todo el país dijo la ministra.

El Acuerdo Transpacífico de Asociación (TPP), cerrado tras cinco años de negociaciones, deben ratificarlo aún las diferentes partes.

Los participantes (Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam) representan el 40% de la economía mundial.

Australia y Nueva Zelanda celebraron este martes el acuerdo alcanzado por 12 países del Pacífico para crear la zona de libre comercio más grande del mundo.

"Cualquier acuerdo de esta naturaleza representa para nosotros enormes ventajas", dijo el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull. "Es la primera gran piedra de nuestra futura prosperidad", añadió el jefe de gobierno, cuyo país busca nuevos motores de crecimiento tras el final del boom de la minería.

 

El acuerdo prevé, entre otros puntos, que Canadá, Estados Unidos y Japón abran significativamente sus puertas a las importaciones de productos agrícolas, como azúcar, arroz, queso o carne de res.

Según el ministro australiano de Comercio, Andrew Robb, este acuerdo ofrecerá a Australia "enormes ventajas, entre ellas oportunidades inéditas en la región Asia-Pacífico, que conoce un fuerte crecimiento con su clase media en expansión".

Por su parte, el primer ministro neozelandés, John Key, celebró un acuerdo que aportará a la economía al menos 2.700 millones de dólares neozelandeses (EUR 1.500 millones, USD 1.670 millones) anualmente a partir de 2030.

"De manera general, es un muy buen acuerdo para Nueva Zelanda", estimó Key, quien lamentó que el TPP no vaya más lejos en lo relativo a los productos lácteos, que representan un tercio de las exportaciones de su país.

 

Source SBS/AFP