Coming Up Wed 1:00 PM  AEDT
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

ATAGI aprueba la vacuna Pfizer para todos los niños australianos de 12 a 15 años

Source: SBS News/Getty Images

El Grupo de Asesoría Técnica sobre la Inmunización en Australia (ATAGI) ha aprobado la vacuna Pfizer COVID-19 para niños de entre 12 y 15 años, pero dependerá de los estados y territorios decidir cuándo los centros de vacunación masiva comenzarán a vacunar a menores.

Cuando se trata de evaluar la gravedad de la variante delta de COVID-19 en los niños y de tomar una decisión sobre los beneficios de vacunar a los menores, Australia está atrasada varios meses con respecto a muchos otros países.

Pero esta demora puede constituir una ventaja para Australia, según varios expertos que opinan que el retraso nos permite monitorear los resultados de las campañas de vacunación en otros países y de observar los efectos en las poblaciones más jóvenes.


Puntos destacados:

  • El Grupo de Asesoría Técnica sobre la Inmunización en Australia (ATAGI) aprueba la vacuna Pfizer COVID-19 para todos los niños de entre 12 y 15 años.
  • Los gobiernos estatales y territoriales decidirán cuándo los centros de vacunación masiva comenzarán a inocular a menores.
  • Originalmente ATAGI solo recomendaba la vacunación de menores en este grupo con condiciones médicas específicas y que podrían aumentar su riesgo de desarrollar síntomas graves por COVID-19.

Millones de niños en todo el hemisferio norte se están preparando para comenzar el nuevo año escolar en las próximas semanas, y muchos niños ya están vacunados. Esta migración masiva de alumnos vacunados y no vacunados regresando a las aulas y al aprendizaje presencial es considerado por Australia y otros países como un experimento global.

No solo nos dará más información sobre la efectividad de las vacunas en menores, sino que también nos ayudará a conocer el grado de contagio entre los niños que regresan a la escuela sin ser vacunados, o si basta con vacunar a los adultos que rodean a los niños para evitar que sean infectados.

¿Cuál es la posición actual de Australia sobre vacunar a niños contra COVID-19?

La Administración de Productos Terapéuticos de Australia (TGA por sus siglas en inglés) aprobó el 23 de julio la vacuna Pfizer para los niños de 12 a 15 años y hoy (27 de agosto) el Grupo de Asesoría Técnica sobre la Inmunización en Australia (ATAGI por sus siglas en inglés) ha recomendado al gobierno que ofrezca Pfizer a los menores en dicho grupo.

Originalmente ATAGI solo recommendaba la vacunación de menores en este grupo con condiciones médicas específicas y que podrían aumentar su riesgo de desarrollar síntomas graves por COVID-19, niños aborígenes e isleños del Estrecho de Torres y menores que viven en comunidades remotas.

Pero hoy ATAGI agregó en sus recomendaciones a todos los jóvenes australianos de 12 a 15 años.

A boy receives his first dose of a COVID-19 vaccine at a vaccination center in Oeiras, Portugal.
A boy receives his first dose of a COVID-19 vaccine in Oeiras, Portugal.
Xinhua News Agency

Las autoridades dijeron que la ampliación de la vacuna Pfizer a todos los jóvenes de 12 a 15 años era inminente.

Durante los últimos meses ATAGI estuvo evaluando la seguridad y eficacia de las vacunas COVID-19 en otros países, y estudiando los beneficios de vacunar a dicho grupo de menores.

También estuvo analizando la información sobre los efectos secundarios poco frecuentes de las vacunas de ARNm (Pfizer y Moderna), entre los cuales figuran la inflamación del corazón (miocarditis) en niños, adolescentes y adultos jóvenes.

Afortunadamente, los ensayos en los EE. UU. muestran que los casos que desarrollan efectos secundarios son sumamente raros y parecen resolverse rápidamente.

El plan de implementación de vacunas de Australia denominado Operation Covid Shield, propone comenzar un programa de vacunación de menores en los propios colegios en los próximos meses, pero el plan depende del suministro de vacunas y de la decisión de cada gobierno estatal y territorial.

¿Qué vacunas están aprobadas para niños?

En Australia Pfizer ya está disponible para mayores de 16 años y a partir de hoy para menores entre 12 y 15 años, mientras que AstraZeneca solo está disponible para mayores de 18 años.

A partir de octubre, Australia recibirá suministros de la vacuna Moderna, pero por el momento solo ha sido aprobada para mayores de 18 años. Sin embargo, al igual que Pfizer, se espera que Moderna sea aprobada para mayores de 12 años a su debido tiempo.

El modelo de Doherty sobre la vacunación de los niños

El informe del Doherty Institute (publicado en agosto) fue realizado para proveer recomendaciones al gobierno federal sobre COVID-19 en Australia. El documento afirma que todas las personas mayores de 16 años son elegibles para recibir una vacuna COVID-19 y establece objetivos de vacunación poblacional del 70 por ciento para reducir las restricciones mininamente y del 80 por ciento para flexibilizar significativamente dichas restricciones y probablemente eliminar los confinamientos.

El gobierno australiano no le pidió al Instituto Doherty que tuviera en cuenta a los menores de 16 años, por lo tanto, el informe trata a este grupo de edad como “los no vacunados” y concluye que ampliar el programa de vacunas a los niños de 12 a 15 años "tiene un impacto mínimo en la transmisión".

En cambio, afirma que para proteger a los niños es más importante vacunar a los adultos, ya que esto reduciría el número de casos de COVID-19 en la comunidad y, por lo tanto, la transmisión.

Melbourne students return to school as COVID-19 restrictions are eased across Victoria, July 2021.
Melbourne students returning to school in July.
AAP

La profesora Jodie McVernon, directora de epidemiología del Instituto Doherty, dijo que si bien es preocupante cuando los niños se contagian, en realidad los principales transmisores del virus son los jóvenes de 20 to 39 años debido a que son ellos quienes entran en mayor contacto con otras personas.

Explicó que parte de la razón por la que los niños representan un porcentaje importante en el número de casos positivos en algunas partes del mundo tiene que ver con el éxito de los programas de vacunación para personas adultas.

"Claramente, en los países donde ha habido amplia aceptación de la inmunización, y donde las escuelas representan espacios sociales, hemos visto muchos informes de un aumento en el contagio de niños", dijo.

La protección para los niños que viven entre poblaciones adultas con niveles altos de inoculación ha sido probada en partes de los EE. UU. Las áreas con altos índices de vacunación han visto tasas más bajas de transmisión comunitaria, incluida el contagio entre menores.

Los niños pasan mucho tiempo juntos en las escuelas, y si no los vacunamos, nunca conseguiremos vencer el virus, dijo el epidemiólogo Tony Blakely.

Pero algunos expertos en salud consideran que si los niños no son vacunados la propagación de la COVID-19 podría aumentar entre este grupo y potencialmente mutar en nuevas variantes.

El epidemiólogo y especialista en medicina de salud pública, el profesor Tony Blakely de la Universidad de Melbourne, es uno de ellos. Él opina que el modelo del Instituto Doherty es defectuoso porque excluye en su análisis a los niños.

“Si abrimos las fronteras con una cobertura de vacunación del 80 por ciento entre los adultos solamente, el modelo sugiere que todavía tendríamos que estar confinados el 30 por ciento del tiempo, lo cual no es bueno. Pero si incluyes también a niños de cinco a 16 años en esta cifra del 80 por ciento, entonces la cantidad de tiempo en confinamiento sería reducida a la mitad”, explicó el experto a Radio ABC.

"Esto tiene más sentido porque los niños pasan mucho tiempo juntos en las escuelas, y si no los vacunamos, nunca conseguiremos vencer el virus".

Un nuevo modelo publicado el 24 de agosto respalda las afirmaciones de Blakely y sugiere que dejar que los niños circulen en la comunidad sin ser vacunados pone en riesgo las vidas de demasiadas personas.

A partir de finales de septiembre, los mayores de 12 años en Francia deberán mostrar su pasaporte de salud para ingresar a lugares como cafés y cines.

El profesor Quentin Grafton de la Universidad Nacional de Australia, la Dra. Zoe Hyde de la Universidad de Australia Occidental y el profesor Tom Kompas de la Universidad de Melbourne, dicen que al menos el 90 por ciento de todos los australianos, incluidos los niños, deberían vacunarse contra COVID. 19 para que el país pueda abrir sus fronteras al mundo de forma segura.

¿Los niños corren más riesgo de contraer delta?

La ola actual de la variante delta, que se está extendiendo en algunas comunidades australianas, está infectando a más niños. Este grupo representa proporciones significativas de infecciones en Nueva Gales del Sur, Victoria, Queensland y el Territorio Capital Australiano (ACT).

Es una tendencia que se repite en todo el mundo. Estados Unidos ha experimentado un fuerte aumento de niños hospitalizados durante julio y agosto. Pero el número de casos entre los niños está aumentando solo un poco más que entre la población en general. Los expertos opinan que esto se debe a que los menores forman parte de una población creciente de personas no vacunadas.

Pero los niños no necesariamente contraerán infecciones graves, ya que son los grupos de edad avanzada quienes tienen más probabilidades de ser hospitalizados o morir, según Our World in Data.

Los expertos australianos en salud pediátrica coinciden en que la variante delta en niños y adolescentes no vacunados no representa un motivo significativo para alarmarse.

"Hay una pequeña proporción de niños que se enferman y requieren hospitalización, pero ese número sigue siendo muy bajo", dijo el profesor Andrew Steer, experto en enfermedades pediátricas infecciosas de la Universidad de Melbourne.

“Los niveles más altos de hospitalización en niños con COVID-19 se ven en menores con afecciones que incluyen parálisis cerebral, síndrome de Down, obesidad y diabetes”, señaló.

¿Qué países están vacunando a los niños?

Los países de todo el mundo han estado vacunando a las personas de 12 a 15 años en algún momento desde el comienzo de las campañas de vacunación contra el virus, y muchos en el hemisferio norte han aumentado la vacunación de menores en las últimas semanas antes del comienzo del año escolar.

En mayo, Canadá se convirtió en el primer país en autorizar las vacunas COVID-19 para niños de 12 a 15 años. Para el 7 de agosto, casi el 75% de los jóvenes de 12 a 17 años del país habían recibido al menos una dosis de la vacuna, con más del 50 por ciento completamente vacunado.

En los EE. UU., todas las personas de 12 años o más son elegibles para la vacunación, y los científicos ya están realizando ensayos clínicos sobre el impacto de las vacunas en niños de hasta seis meses de edad.

A teenager is vaccinated in Pamplona, Spain.
A teenager is vaccinated in Pamplona, Spain.
Europa Press

Israel comenzó a vacunar a niños de 12 a 15 años desde principios de junio. Desde finales de julio, el gobierno anunció que también aprobaría vacunas para niños de cinco a 11 años con afecciones médicas subyacentes.

Para los niños de Israel de tres a 12 años que siguen sin ser elegibles para la vacunación en la actualidad, el gobierno de Israel ha introducido la prueba de anticuerpos. Aquellos que tengan protección de anticuerpos contra COVID-19 después de tener un caso latente o no registrado no se verán obligados a ponerse en cuarentena cuando se expongan a un paciente con coronavirus, una medida destinada a limitar las interrupciones del año escolar.

El 21 de agosto, India autorizó el uso de emergencia de una segunda vacuna COVID-19 de su propia elaboración, que es la primera aprobada para niños mayores de 12 años en el país.

En Europa, Francia cuenta con uno de los programas de vacunación para jóvenes de 12 a 17 años más impresionantes del continente. Este grupo recibe vacunas desde mediados de junio y los datos recientes muestran que más de la mitad de sus cinco millones de jóvenes de 12 a 17 años han recibido al menos una dosis, y más del 25 por ciento ahora está completamente vacunado.

A partir de finales de septiembre, los mayores de 12 años en Francia deberán mostrar su pasaporte de salud para ingresar a lugares como cafés y cines. No lo necesitarán para acudir a la escuela, pero, como forma de incentivar a los padres a que vacunen a sus hijos, solo los niños no vacunados serán enviados a casa si un compañero de clase da positivo por COVID-19.

El Reino Unido ha adoptado una estrategia más cautelosa y ha decidido vacunar solo a los niños de 12 a 15 años considerados vulnerables actualmente. Pero el gobierno ya ha anunciado sus planes para vacunar también a menores que viven con familiares en riesgo.

 

This story is also available in other languages.
Show languages