Coming Up Fri 1:00 PM  AEDT
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

Australia flexibiliza la baja remunerada por maternidad y paternidad

“We do know from previous academic studies that after a pandemic, the birth rates actually go down,” says Kuestenmacher. Source: Moment RF

Los nuevos padres tendrán más flexibilidad sobre cómo volver a trabajar con los cambios en la baja por maternidad y paternidad que entraron en vigor el 1 de julio de este año, aunque las mujeres siguen siendo perjudicadas en ese período por la ausencia de los pagos de jubilación.

A partir del 1 de julio entraron en vigor los cambios al Esquema de Licencia Parental Remunerada (PPL, siglas en inglés ) , aunque sigue sin incluir los pagos de pensión alimenticia que, según los defensores, son fundamentales para garantizar la seguridad financiera de las mujeres a largo plazo.

La enmienda modifica la Ley de la Licencia Parental remunerada de 2010.

Los padres podrán reclamar hasta 30 días de licencia parental retribuida en un plazo de 24 meses a partir del nacimiento o la adopción de un niño, además de 12 semanas de PLP en un plazo de 12 meses a partir del nacimiento o la adopción del niño.

Antes los nuevos padres tenían que tomar 18 semanas en un bloque; ahora toman 12 semanas en un bloque y eligen cómo pasar las últimas seis semanas, o 30 días, de licencia.


 

Puntos destacados

  • Estos cambios implican que los padres o las madres pueden tomar las últimas seis semanas de su permiso de manera más flexible en lugar de hacerlo en un bloque.
  • Los cambios no incluyeron la adición de los pagos de los fondos de jubilación o Superannuation al esquema, algo que el Partido Laborista prometió hacer si ganaba las últimas elecciones.
  • Según las estadísticas del Departamento de Servicios Sociales, la PPL -a la que en su mayoría tienen acceso las mujeres- le costó al Gobierno 2.800 millones de dólares en el período 2018-2019.

La enmienda también permite que los cuidadores primarios pueden optar por tomar sólo dos días a la semana, durante un período más largo, para facilitar su transición de vuelta al trabajo.

Para la nueva madre Brianna, esto marcará la diferencia.

“Probablemente significaría que podría trabajar un día a la semana, donde podría desempeñarme en mi labor de enseñanza mientras aún estoy en casa con mi familia, así que sí que supondría un cambio en mi vida”, comentó.
Pero la madre de tres hijos, Eve Jenkins, se muestra escéptica a los beneficios de esta enmienda.

“Creo que también con el cuidado de los niños porque tienes que comprometerte a una cierta fecha de inicio y días particulares que no pueden ser flexibles - no estoy seguro de cómo funcionará”, recalcó.

Según las estadísticas del Departamento de Servicios Sociales, la PPL -a la que en su mayoría tienen acceso las mujeres- le costó al Gobierno 2.800 millones de dólares en el período 2018-2019, lo que significa que la superposición a la tasa de garantía actual del 9,5% costaría unos 207 millones de dólares anuales adicionales. 

Los pagos a los fondos de jubilación 

El gobierno no hará ninguna contribución a los pagos de los fondos de jubilación o Superannuation mientras los padres estén fuera del trabajo, a pesar de las recomendaciones de varios grupos de defensa. Esto era una de las promesas del Partido Laborista en la campaña electoral pasada.

“Esto es algo que debería hacerse de la misma manera que el súper es pagado en vacaciones anuales o en licencia por enfermedad. Es sólo otra forma de pago que va predominantemente a las mujeres, así que para nosotros es importante que las mujeres mejoren sus resultados en la jubilación obteniendo súper en la licencia parental”, recalcó Sandra Buckley, de Women in Super.

Buckley alertó que la ausencia de pagos de jubilación durante la baja materla obliga a un tercio de las mujeres que se jubilan a vivir en condiciones de pobreza.

Si bien no está actualmente en los planes de la Coalición incluir la jubilación en un futuro próximo, la Ministra de Empleo Michaelia Cash dijo que el Gobierno estaba "abierto al debate sobre nuevas oportunidades de mejora" de la legislación.

Gemma Gooding espera su primer bebé en octubre y dijo que no el hecho de incluir la jubilación en la última enmienda era una oportunidad perdida.

"El hecho de llenar ese vacío mientras se tienen hijos sería de gran ayuda", dijo.

"Por el momento estoy poniendo un monto adicional en mi cuenta de Superannuation porque sé que no voy a tener nada que hacer una vez que el bebé nazca", comentó a la ABC.

Los bebés prematuros 

Los padres de bebés prematuros suelen pasar las primeras semanas con su bebé en el hospital, lo que reduce significativamente el tiempo que pasan en casa con el recién nacido antes de que se agote la baja remunerada.

Melinda Cruz, de Miracle Babies, pide que se amplíe la licencia parental en esas circunstancias.

“Es extremadamente abrumador, el estrés emocional pero también el estrés financiero, el estrés que pone en su matrimonio y sus relaciones y tenemos que ser capaces de apoyarlos a través de él”, comentó Cruz.

Los gemelos de Eve Jenkins llegaron dos meses antes y estuvieron en el hospital durante 6 semanas, una situación que fue horrible para ella y su familia.

“Es extremadamente estresante y no quieres que sea una buena parte de tu baja por maternidad estar en esa situación”, comentó Jenkins.

Nueva Zelanda tiene una disposición para los bebés prematuros, que ofrece una semana de licencia adicional por cada semana que el bebé nazca antes de tiempo.

Actualmente los padres neozelandeses tienen acceso a 26 semanas de licencia pagada.

Son dos meses más que en Australia, pero les pagan 200 dólares a la semana menos que los 750 dólares que reciben los padres en nuestro país.

Source SBS News