Coming Up Fri 1:00 PM  AEST
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

Cierran una secundaria de Sídney después de que un estudiante diera positivo al COVID-19

Epping Boys' High School. Source: Google Maps

Una segunda enfermera del asilo de ancianos cercano a esta escuela secundaria también ha dado positivo al coronavirus. El ministro de salud de Nueva Gales del Sur admite que será difícil contener el virus.

Una escuela secundaria de Sídney, ubicada cerca de un centro de atención para ancianos que ya ha registrado seis casos de coronavirus, se vio obligada a cerrar después de que un estudiante diera positivo al COVID-19.

La escuela secundaria Epping Boys', ubicada en el norte de Sídney, cerró durante el viernes y se espera que 1,200 estudiantes inicien una cuarentena, mientras las autoridades estatales de salud trabajaban para establecer una estrategia de contención.

El número total de personas confirmadas con infección del COVID-19 en Nueva Gales del Sur (NSW, por sus siglas en inglés) aumentó este viernes a 26, cuando una segunda enfermera del centro de cuidado para ancianos Dorothy Henderson Lodge dio positivo al virus; justo un día después de que una residente de 95 años de esa institución se convirtiera en el primer deceso relacionado con el coronavirus en NSW.

El ministro de Salud de ese estado, Brad Hazzard, instó este viernes a los padres de familia a "no entrar en pánico, sino asegurarse de que su hijo se quede en casa" durante el fin de semana.

Hazzard declaró al programa Nine's Today que la condición del alumno infectado "no era mala", pero agregó que tampoco estaba bien.

Epping Boys High School Facebook page
Epping Boys High School Facebook page
Facebook

Hasta el momento no está claro si la escuela volverá a abrir el lunes, aunque un portavoz de la institución dijo que los padres y los estudiantes serían contactados si se requería un período de cuarentena adicional.

Por su parte, el secretario del departamento de Educación de Nueva Gales del Sur, Mark Scott, señaló que el sector educativo tenía "planes de continuidad bien preparados" y que se pondría en contacto con los padres y la comunidad escolar en general para darles algunos consejos.

A medida que se dispara el número de casos en el estado, las preocupaciones sobre la probabilidad de transmisión dentro de la comunidad se han incrementado.

"De esos 25, creo que ahora tenemos nueve que han sido infectados en nuestro país, en lugar de provenir del extranjero", dijo el secretario del departamento de Educación.

"Y eso significa que en Nueva Gales del Sur estamos teniendo un número cada vez mayor de personas que lo transmiten".

Otro caso de un residente del Dorothy Henderson Lodge fue confirmado el jueves por la noche. Un residente de 94 años del centro de atención para ancianos contrajo la enfermedad, lo que eleva el número total de infecciones en ese centro -ubicado cerca de la secundaria Epping Boys' High School- a seis.

El virus se detectó por primera vez dentro de las instalaciones del Dorothy Henderson Lodge cuando se anunció el miércoles que una enfermera del lugar dio positivo al virus.

Desde entonces, cuatro residentes han dado positivo: una mujer de 95 años, quien murió en el hospital el martes pasado antes saberse que había contraído el COVID-19.

Los otros casos son un hombre de 82 años, un hombre de 70 años y el hombre de 94 años mencionado anteriormente. 

Sin embargo, el grupo de 17 niños pequeños de la guardería Banksia Cottage, que había visitado el Dorothy Henderson Lodge el 24 de febrero, arrojó resultados negativos a la prueba de detección COVID-19, dijo el viernes la jefa de los médicos de Nueva Gales del Sur, la doctora Kerry Chant.

Aunque, Chant aceptó que probablemente más residentes del asilo darían positivo al virus e instó a los centros de atención a personas mayores a cancelar las visitas para reducir el riesgo de infección.

Otro caso recién confirmado es el de un residente de Goulburn, quien llegó a Australia desde Singapur el 28 de febrero, antes de viajar a Darwin tres días después.

Respecto a los dos médicos de Sídney que tienen el virus, se informó que asistieron a la misma conferencia el 18 de febrero, junto con otros 77 profesionales de la salud. Las autoridades informaron que se rastreó a 76 de los asistentes a la conferencia y ninguno de ellos dio positivo al virus.

Los médicos, de los hospitales Ryde y Liverpool, son hasta ahora los únicos que están enfermos de ese grupo, y han pasado 14 días aislados, lo cual da a las autoridades la esperanza de que nadie más haya sido infectado.

El primer ministro Scott Morrison anunció el viernes que el gobierno federal proporcionaría un fondo inmediato de $100 millones a los estados y territorios para garantizar que puedan responder a la epidemia de coronavirus. Aunque Morrison anticipó que el costo de la respuesta a esta crisis de salud pública puede ser aún mayor.

Sintoniza SBS Español todos los días a la 1pm y síguenos en Facebook

Source SBS, AAP