Coming Up Sat 1:00 PM  AEST
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

Compras de pánico de papel higiénico por el aumento en los casos de COVID-19 en Melbourne

Supermarkets struggled to keep up with demand for essential items at the height of the Australian Coronavirus pandemic. Source: AAP

Woolworths ha registrado una "demanda elevada" de papel higiénico en algunos suburbios de Melbourne tras el aumento en el número de afectados por coronavirus.

Uno de los principales supermercados de Australia ha registrado un aumento en las ventas de papel higiénico tras el reciente incremento en el número de infecciones por coronavirus en Victoria.

El estado ha registrado ocho días consecutivos de infecciones por COVID-19. El gobierno estatal ha tenido que reestablecer algunas restricciones de distanciamiento social y ha nombrado a ocho municipalidades identificadas como puntos críticos de contagio.

En las redes sociales se está hablando de un aumento en la demanda de productos básicos en los supermercados que se encuentran en las áreas identificadas como zonas de alta transmisión comunitaria.


 

Puntos destacados:

  • Woolworths en Victoria confirma un aumento en la demanda de papel higiénico.
  • Victoria ha registrado ocho días consecutivos de infecciones por COVID-19.
  • Supermercados dijeron que vigilaran de cerca los niveles de todos sus productos en los próximos días.

 

Woolworths confirmó un aumento en la demanda de papel higiénico, pero ha asegurado a los clientes que mantengan la calma, ya que "todas menos una pequeña cantidad de tiendas" tienen suministros normales.

"Ayer vimos una gran demanda de papel higiénico en un pequeño número de tiendas de Melbourne", dijo un portavoz de Woolworths a SBS News.

"Tenemos un montón de suministros en nuestros centros de distribución y repondremos los estantes en esas tiendas rápidamente.

"Continuaremos vigilando de cerca los niveles de todos nuestros productos en los próximos días, y pediremos a los clientes que compren solo lo que necesitan".

La compra generalizada de pánico por artículos esenciales alcanzó su punto crítico en marzo y abril cuando los gobiernos impusieron nuevas restricciones para frenar el coronavirus.

El fenómeno generó un aumento del 24 por ciento en los ingresos de los minoristas de alimentación en marzo, según la Oficina Australiana de Estadísticas.

Las escenas de compradores vaciando los estantes de los supermercados generaron fuertes críticas por parte del Primer Ministro de Australia.

"Es ridículo, el comportamiento va en contra de lo que significa ser australiano y debe parar", dijo Scott Morrison.

"No es lógico ni útil y ha sido una de las cosas más decepcionantes que he visto entre los australianos en respuesta a esta crisis".

Desde entonces, la demanda irracional ha disminuido, por lo tanto  Woolworths y Coles han eliminado sus los límites en la compra de productos.

This story is also available in other languages.
Show languages