Coming Up Tue 1:00 PM  AEST
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

¿Confinar a Sídney y Melbourne en esta nueva crisis por la covid-19?

Source: AAP Image/Bianca De Marchi

El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo el lunes que su gobierno no dará marcha atrás en los planes de recuperación económica, pero dos epidemiólogos alertaron que Nueva Gales del Sur y Victoria, cuyas capitales son Sídney y Melbourne respectivamente, pueden encaminarse a un nuevo confinamiento si no se adoptan medidas para mitigar la propagación de la covid-19.

En un mes, Australia duplicó los casos de covid-19 hasta superar el medio millón esta semana con la irrupción de la variante ómicron al territorio nacional en medio de la reapertura de la frontera internacional, la reactivación de la economía y las fiestas de fin de año.

El lunes se reportaron más de 37.000 infecciones en todo el territorio, cifra que tiende a un alza vertical, mientras escasean las pruebas caseras, las clínicas para hacerse las pruebas están colapsadas y los servicios hospitalarios y de emergencia piden que no requieran sus servicios a menos de que sea urgente.

A pesar del incremento de casos en Australia, especialmente en Nueva Gales del Sur y Victoria, el primer ministro australiano, Scott Morrison, declaró que “los días de confinamiento se han acabado” dado que la ómicron es un 75 menos severa que las variantes anteriores y que puede ser gestionada como una gripe. Por eso insistió en que su gobierno no dará marcha atrás y que tampoco dará subvenciones ni ayudas financieras como el pasado.


Puntos destacados:

  • Este 4 de enero, el estado de Nueva Gales del Sur reportó 23.131 infecciones, dos fallecidos y 1.344 personas ingresadas en el hospital, mientras que Victoria notificó 14.020 contagios, dos fallecimientos y 516 personas en los nosocomios.
  • Tres grandes hospitales del oeste de Melbourne han advertido a los pacientes no urgentes que eviten las urgencias, ya que están sometidos a la presión del COVID-19 debido a la escasez de personal tras las vacaciones que se han tomado por otro año agotador o por la exposición al virus.
  • A pesar del incremento de casos en Australia, especialmente en Nueva Gales del Sur y Victoria, el primer ministro australiano, Scott Morrison, declaró que “los días de confinamiento se han acabado” , aunque dos expertos consideran que Victoria y Nueva Gales del Sur podrían encaminarse a un nuevo confinamientos si no se adoptan medidas más contundentes para limitar el rápido aumento del número de casos.

 

Pero, dos epidemiólogos consideran que Victoria y Nueva Gales del Sur podrían encaminarse a un nuevo confinamientos si no se adoptan medidas más contundentes para limitar el rápido aumento del número de casos, según el diario The Age.

El rotativo también indicó que el ministro de Sanidad de Victoria, Martin Foley, considera que el pico de infecciones de la oleada Omicron podría ser peor que las previsiones iniciales. Foley apuntó que el gabinete nacional en diciembre que predijo 200.000 casos al día en Australia a finales de enero o principios de febrero, sin restricciones bajas o medias, podría ser incluso "conservador “.

El diario The Age publicó que el director de la unidad de modelización epidemiológica de la Universidad de Monash, James Trauer, cree que Victoria y Nueva Gales del Sur se dirigen hacia otro confinamiento. El experto cree que no es seguro celebrar el Open de Australia con aforo completo, así como recomendó la distribución de mascarillas de alta calidad y una mejor selección de los mayores de 70 años para su tercera dosis de vacuna.

Por su lado, Nancy Baxter, directora de la Escuela de Población y Salud Global de Melbourne, dijo que si los hospitales se veían desbordados en Nueva Gales del Sur y Victoria, no se podía descartar otro confinamiento.

Sin embargo, los datos muestran que el 50 por ciento de los pacientes que ingresan a los hospitales no son por covid-19, aunque se les detecta la enfermedad en el proceso.