Coming Up Tue 1:00 PM  AEST
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

EEUU autoriza nueva píldora de Pfizer para tratar el COVID-19

Pfizer's antiviral COVID-19 pill for at-risk people aged 12 and above has been authorised in the US. Source: AAP

Estados Unidos ha autorizado el uso en casa de una píldora para tratar la COVID-19 para personas de alto riesgo mayores de 12 años, después de un muy esperado estudio que a mediados de diciembre confirmó que la píldora ayuda a prevenir enfermedad severa.

Paxlovid, que comprende dos tipos de tabletas, recibió la autorización de uso de emergencia por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) después de que un ensayo clínico demostró que reduce en 88% el riesgo de hospitalizaciones y muertes. 

"La acción de hoy es un testimonio del poder de la ciencia y el resultado de la innovación y el ingenio estadounidense", dijo el presidente Joe Biden en un comunicado, prometiendo invocar una ley que ayudaría a Pfizer a aumentar rápidamente la producción. 

Estados Unidos ha invertido 5.300 millones de dólares en la adquisición de 10 millones de tratamientos: los primeros 265.000 se entregarán en enero y el resto a fines del verano boreal, dijo a periodistas el coordinador de covid de la Casa Blanca, Jeff Zients.

La acción de hoy es un testimonio del poder de la ciencia y el resultado de la innovación y el ingenio estadounidense, dijo el presidente Joe Biden.

La FDA enfatizó que el tratamiento debe complementar, no reemplazar, a las vacunas, que siguen siendo la primera barrera contra el coronavirus. 

Sin embargo, al estar disponibles en farmacias, las píldoras serían más accesibles que los tratamientos con anticuerpos sintéticos, que requieren infusiones administradas por goteo en hospitales o centros especializados. 

El regulador de medicamentos de la Unión Europea permitió la semana pasada a los estados miembros usar el tratamiento contra el COVID de Pfizer antes de la aprobación formal, como una medida de emergencia para frenar una ola impulsada por ómicron. 

La autorización llega en momentos en que aumentan los casos en Estados Unidos por ómicron, la variante más infecciosa hasta la fecha, y cuando acceder a pruebas es un desafío por las largas filas.

Empresas como Amazon, Walgreens y CVS limitaron el número de pruebas caseras que los clientes pueden comprar.

La administración de Biden prometió enviar 500 millones de pruebas a partir del próximo mes, aunque los expertos dicen que esa cifra es demasiado pequeña y llega demasiado tarde. 

Source AAP - SBS