Coming Up Sat 1:00 PM  AEDT
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

Esfuerzos en Australia para limitar rebrotes de COVID-19 mientras se investiga el fiasco de cuarentenas en hoteles

Source: ABC

Las autoridades sanitarias alertan de la posibilidad de que haya más muertes por coronavirus en Victoria. Los casos se extienden a Nueva Gales del Sur y el territorio del Norte, mientras una investigación judicial trata de determinar qué falló en los hoteles en cuarentena de Melbourne para que se convirtieran en focos de contagio.

Las autoridades sanitarias alertan de la posibilidad de que haya más muertes por coronavirus en Australia, como resultado del aumento de las infecciones en Victoria.

El jefe de salud del estado, Brett Sutton, dice que, con 20 personas hospitalizadas con el virus y cuatro en cuidados intensivos, existe la expectativa de que algunas personas no puedan sobrevivir.

Esto se produce mientras las autoridades de Nueva Gales del Sur están instando a las personas en el suburbio de Balmain, en Sídney, a estar atentos a los síntomas de COVID-19, después de detectarse un caso positivo en un trabajador de Woolworths de ese barrio, vinculado al brote de Victoria.

La persona dio positivo mientras estaba en cuarentena en Melbourne, y tras terminar su cuarentena, voló a Sídney.

El ministro federal Simon Birmingham le dijo a Nine Network que se está realizando un esfuerzo nacional para limitar el impacto del brote victoriano.

"Es increíblemente decepcionante y preocupante que Victoria se haya encontrado en esta situación. Hasta el momento, todos los demás estados y territorios han gestionado con éxito COVID-19. Y estamos dando todos los recursos que podemos, como otros estados y territorios también están dando a Victoria, para tratar de ayudar al gobierno victoriano a superar esto, y asegurarnos de que no se convierta en un brote serio que se extienda a otros lugares."


 

Puntos destacados:

  • Las autoridades sanitarias alertan de la posibilidad de que haya más muertes por COVID-19 en Victoria.
  • Una investigación judicial trata de determinar qué falló en los hoteles en cuarentena de Melbourne para que se convirtieran en focos de contagio.
  • Los casos se han extendido a Nueva Gales del Sur y el Territorio del Norte. 

Más de mil oficiales han sido reclutados para los 36 suburbios de Melbourne que están nuevamente confinados.

Las restricciones se están reforzando en áreas como Kings Park, Watergardens, Broadmeadows, Fawkner y Ascot.

Los residentes deben seguir las órdenes de quedarse en casa hasta al menos el 29 de julio.

No pueden salir excepto para ir al trabajo o la escuela, para hacer ejercicio, recibir o dar atenciones o cuidados, o para obtener alimentos y otros elementos esenciales.

La ministra de la policía en Victoria, Lisa Neville, dice que cualquiera que sea sorprendido infringiendo las reglas puede enfrentar una fuerte multa de $1,652.

El director de salud de Victoria, el Dr. Brett Sutton, dice que existe una preocupación persistente por las más de 24 nuevas infecciones que han surgido de áreas fuera de las que están confinadas. 

"Se encuentran principalmente en las zonas de los brotes, pero no exclusivamente. Uno de los problemas es que la gente se mueve un poco. Obviamente, ahora con las restricciones vigentes, las personas deberían limitar su movimiento en la medida de lo posible, y solo salir de casa por esas cuatro razones, pero antes de esto obviamente la gente se había movido y se habían encontrado con personas en otros suburbios, y algunos de esos casos: y son una minoría: están fuera de las llamadas zonas calientes."

El primer ministro Scott Morrison está ofreciendo suministrar cualquier recurso que Victoria necesite para ayudar a aliviar la crisis de coronavirus del estado.

"Estamos muy centrados en la solución, en la contención, en los desafíos prácticos de esto, obviamente lo que sucedió con la cuarentena en hoteles, creo que el premier ha sido bastante directo sobre eso y bastante honesto sobre dónde han estado las debilidades”.

Cómo el brote de Victoria alcanza a Nueva Gales del Sur y al Territorio del Norte 

Un hombre de Nueva Gales del Sur que pasó dos semanas en cuarentena en un hotel en Victoria dio positivo a COVID-19 después de regresar a Sídney y trabajar en un supermercado.

La jefa de salud de NSW, la doctora Kerry Chant, dijo que el hombre es un empleado de Woolworths en el suburbio de Balmain, en el interior de Sídney, quien dio positivo al virus después de que su empleador notó que tenía síntomas leves.

Trabajó en la tienda entre el 27 y el 28 de junio y 50 empleados están ahora aislados después de ser identificados como contactos cercanos. La tienda se ha sometido a una limpieza profunda.

El hombre había estado en cuarentena en un hotel en Victoria del 11 al 26 de junio después de volar desde Bangladesh. Dio positivo a COVID-19 el día cuatro de su período de cuarentena.

La Dr. Chant dijo que fue evaluado como no infeccioso antes de ser dado de alta, pero no está claro si esta evaluación incluyó otra prueba COVID-19.

Informó de "síntomas persistentes" a NSW Health en Sídney y se cree que estuvo en la "fase final" de la infección mientras trabajaba.

"El nivel de virus detectado es muy, muy bajo... pero debido a que también tiene síntomas, estamos tratando esto con la máxima precaución de que pueda ser infeccioso", dijo el jueves la Dr. Chant a periodistas en Sídney.

"Evaluamos el riesgo como bajo".

Ella dijo que los restos del virus aún pueden existir en las personas durante ocho semanas, aunque las personas se consideran no infecciosas si están libres de síntomas durante 72 horas y si han pasado al menos 10 días desde el inicio de los síntomas.

"Para mayor precaución, lo estamos tratando como posiblemente infeccioso", dijo.

Mientras tanto, los residentes de Nueva Gales del Sur que regresen de los puntos críticos de Melbourne deberán aislarse en sus hogares durante 14 días y podrían enfrentar sanciones similares si se saltan la cuarentena.

El ministro de salud también advirtió que los victorianos de fuera de los puntos críticos de Melbourne que visitan Nueva Gales del Sur por carretera deben prepararse para someterse a controles de la policía.

Woolworths extends community hour
50 Woolworths workers in isolation after a worker tested positive for COVID-19
AAP

Un residente de Darwin, de unos 30 años de edad, se había sometido a un período de cuarentena de dos semanas en la ciudad de Melbourne, pero antes de retornar a la capital del Territorio Norte decidió visitar a su familia en uno de los focos en donde se han disparado los casos de COVID-19.

Esta persona, que tomó el vuelo Q836 de Melbourne a Brisbane, y luego de Brisbane a Darwin, dió positivo a las pruebas de coronavirus y fue puesto en confinamiento en un hospital de la capital del Territorio del Norte.

Se trata del primer caso de COVID-19 desde Abril en el Territorio del Norte (NT, siglas en inglés)

La ministra de Salud del Territorio Norte, Natasha Fyles, aseguró a los residentes que el riesgo de transmisión en la comunidad es mínimo.

"Puedo entender que los habitantes del Territorio estén ansiosos y alarmados al escuchar esta noticia hoy, pero ha pasado un período de tiempo considerable desde abril, cuando informamos por última vez a la comunidad de que teníamos un caso diagnosticado localmente", dijo Fyles.

"Tenemos que entender que estamos dando un paso adelante en lo que es nuestra nueva normalidad", precisó al intentar calmar a la población.

Por su lado, el jefe de Salud del NT, Hugh Heggie, dijo que el nuevo caso es un recordatorio para que la gente se mantenga alerta para evitar la propagación del virus mortal.

"Este es un mensaje importante de que tenemos otro caso que está en el Territorio y un recordatorio para todos los Territorios de que esto no ha desaparecido", dijo el Sr. Heggie.

Caso de los hoteles en Victoria, ¿Un fiasco equivalente al Ruby Princess en Nueva Gales del Sur?

La gestión de las cuarentenas en los hoteles de Melbourne están ahora bajo una investigación judicial encabezada por la jueza Jennifer Coate.

Hay denuncias de utilización de equipo de protección personal inadecuado (PPE), personal poco capacitado, facturación fraudulenta por parte de contratistas de seguridad privada e incluso se afirma que algunos guardias del hotel tuvieron relaciones sexuales con los huéspedes sometidos a la cuarentena.

Nepal Airlines_Nepali_Brisbane hotel_Corona Virus_quarantine_Australia
A picture of a hotel room shared by a traveller in quarantine.
Supplied

El ministro federal de Salud, Greg Hunt, le dijo a Channel Seven que si las acusaciones son correctas, sería muy vergonzoso.

"Si esas declaraciones son ciertas, sería completamente inaceptable. Y alentaríamos a las autoridades victorianas a que sean firmes si alguna de estas personas o las empresas se han comportado de manera inapropiada."

Pero Kazim Shah del Sindicato Unido de Trabajadores, está defendiendo a los guardias de seguridad, diciendo que no se les dio suficiente preparación para el trabajo.

"No hay capacitación. No entienden qué es el control de infecciones. Se les dio papeleo para cerrar la sesión y se les dijo que mantuvieran la boca cerrada".

Según el Sr. Shah, los trabajadores fueron colocados en situaciones peligrosas.

"Lo que está sucediendo es, por ejemplo, hay personas que han sido reclutadas en los hoteles como gerentes que ni siquiera tienen antecedentes de seguridad. No pueden hacer una evaluación de riesgos. No pueden hacer nada. Así que simplemente los colocan en un lugar donde ponen a los guardias en riesgo ".

En Nueva Gales del Sur se abrió una investigación penal para determinar si el operador del crucero Ruby Princess, la empresa Carnival Australia, desestimó los casos de COVID-19 para poder desembarcar a unos 2,700 pasajeros el pasado 19 de marzo en la ciudad de Sídney.

Este incidente, supuso el mayor foco del COVID-19 en el país.  Fue responsable de cientos de infecciones por coronavirus y más de 20 muertes.

 

El desembarco del crucero Ruby Princess se produjo además cuatro días después de que el gobierno australiano prohibiera la entrada de estos barcos por 30 días.

Los pasajeros del Ruby Princess viajaron a lugares como Australia Occidental, Queensland e incluso Estados Unidos, al pco tiempo de haber desembaracado.

La Fuerza Australiana de Fronteras culpó al Ministerio de NSW por el desembarco de los pasajeros infectados por el coronavirus del Ruby Princess, pero las autoridades sanitarias de este estado aseguran que los pasajeros no habían mostrado síntomas hasta después del desembarque.

Las personas en Australia deben permanecer al menos a 1,5 metros de distancia de los demás y las reuniones se limitan a dos personas, a menos que estén con su familia en un hogar.
Si cree que puede haber contraído el virus, llame a su médico (no lo visite) o póngase en contacto con la línea nacional de información sanitaria sobre el virus de la coronavirus en el 1800 020 080. Si tiene dificultades para respirar o está experimentando una emergencia médica, llame al 000.
SBS se compromete a informar a las diversas comunidades de Australia sobre los últimos avances de COVID-19. Las noticias e información están disponibles en 63 idiomas en sbs.com.au/coronavirus.