Coming Up Fri 1:00 PM  AEST
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

Indígenas australianos representan más de una cuarta parte de hospitalizaciones por violencia doméstica

Economic insecurity during the first 12 months of the pandemic was linked with the increased likelihood of experiencing intimate partner violence. Source: Getty Images/Moment RF

Más de uno de cada cuatro australianos que necesitan tratamiento hospitalario debido a la violencia doméstica y familiar son indígenas, según revela un nuevo informe. Sin embargo, los defensores dicen que la cifra no es sorprendente.

Este artículo contiene referencias a la violencia doméstica.

Tina* pasó cinco años luchando contra un problema que no sabía que existía hasta que pisó un hospital de Camberra.

Solo cuando los médicos le dijeron que tenía suerte de estar viva tras ser estrangulada hasta perder la conciencia por su ex pareja en 2018, se dio cuenta de que era una víctima-sobreviviente de la violencia doméstica.

"No me tomé como violencia familiar que me agarraran por el cuello o que me pusieran contra la pared, o si no me hacían una herida grave. Te acostumbras a ello", dijo Tina a SBS News.

"Ese fue mi momento de despertar. No me di cuenta de lo cerca que había estado de la muerte cuando él me asfixió hasta dejarme inconsciente.

Tina, de 45 años, es una de los más de 29.000 australianos que fueron hospitalizados debido a la violencia familiar y doméstica entre 2010-11 y 2018-19.

La cifra es parte de un nuevo informe publicado por el Instituto Australiano de Salud y Bienestar (AIHW) el jueves, que examinó las estancias hospitalarias en ese período de ocho años debido a la violencia familiar y doméstica.

Los nuevos datos también muestran que más de dos tercios de las personas hospitalizadas eran mujeres, y que más de una de cada cuatro personas se identificó como aborigen e isleña del Estrecho de Torres.

Además, los indígenas tenían el doble de probabilidades de sufrir múltiples estancias en el hospital que los no indígenas.

Excluidos

Antoinette Braybrook es la directora general de la organización sin ánimo de lucro Djirram, centrada en el apoyo a los aborígenes e isleños del Estrecho de Torres supervivientes.

Afirma que el gobierno federal "ha fallado a nuestras mujeres".

Según datos anteriores, las mujeres indígenas tienen 35 veces más probabilidades de ser hospitalizadas a causa de la violencia familiar que las mujeres no indígenas, y 10 veces más probabilidades de morir a causa de una agresión que el resto de las mujeres de Australia.

Sin embargo, Braybrook afirmó que no se han "puesto sobre la mesa" suficientes voces de aborígenes e isleños del Estrecho de Torres.

Su máximo organismo, el Foro Nacional de Servicios Legales para la Prevención de la Violencia Familiar, no fue incluido en el grupo asesor del gobierno federal para redactar el Plan Nacional para Reducir la Violencia contra las Mujeres y sus Hijos.

"Muchos de los que trabajamos en este campo desde hace mucho tiempo hemos sido excluidos del debate nacional sobre cómo abordar o poner fin a la violencia contra las mujeres", dijo Braybrook.

Braybrook ha pedido al gobierno que ponga en marcha un plan nacional específico para poner fin a la violencia contra las mujeres aborígenes y las isleñas del Estrecho de Torres, pero dijo que no han prestado atención a sus preocupaciones.

"El gobierno federal tiene que dejar de hacer lo de siempre y empezar a escuchar a las mujeres aborígenes e isleñas del Estrecho de Torres... necesitamos respuestas específicas", dijo.

Mujeres muertas que caminan

En 2017 Tina sufrió graves lesiones faciales y corporales como resultado de una agresión física - pero su ex pareja no la dejó ir al hospital porque tenía miedo de que ella denunciara su ofensa a los médicos.

"Fueron años y años [de violencia] para llegar a ese único ingreso en el hospital", dijo.

Está preocupada por los miles de víctimas-sobrevivientes que quedan sin representación en las últimas cifras de la AIHW porque, como ella, no pueden acceder a un tratamiento hospitalario.

"Me preocupan mucho porque son mujeres muertas que caminan".

"Me perdí, dejé de existir como individuo. Cuando estaba allí, sólo hacía lo que me decían".

Braybrook compartió la misma preocupación, diciendo que hasta el 90% de la violencia contra las mujeres aborígenes e isleñas del Estrecho de Torres no se registra.

"Las pruebas están sobre la mesa. La brecha se está ampliando, no se está cerrando, y hay que hacer mucho más".

En una declaración, la ministra de Seguridad de la Mujer, Anne Ruston, dijo que el gobierno reconoce que las mujeres aborígenes e isleñas del Estrecho de Torres son las que más conocen los problemas que les afectan.

Dijo que el gobierno está en las etapas finales de desarrollo del próximo Plan Nacional, que "será nuestra estrategia compartida de 10 años para poner fin a todas las formas de violencia familiar, doméstica y sexual".

"Quiero asegurar a todas las mujeres de las Primeras Naciones que el gobierno de Morrison está escuchando los llamamientos de las mujeres indígenas y ha acordado poner en marcha el primer Plan de Acción específico para las Primeras Naciones, que será desarrollado y ejecutado por la población de las Primeras Naciones. Será el principal mecanismo para alcanzar el objetivo 13 de Cerrar la Brecha y se situará junto al Plan Nacional", dijo.

"El gobierno se embarcó en un amplio proceso de consulta para desarrollar el próximo Plan Nacional, que incluyó el establecimiento del Consejo Consultivo de Aborígenes e Isleños del Estrecho de Torres, que continuará asesorando al gobierno mientras implementamos el Plan Nacional y el Plan de Acción Indígena".

*El nombre ha sido cambiado.

Si usted o alguien que conoce se ve afectado por la violencia familiar y doméstica, llame al 1800RESPECT al 1800 737 732 o visite 1800RESPECT.org.au. En caso de emergencia, llame al 000.

Los lectores que busquen ayuda pueden ponerse en contacto con el servicio de ayuda en crisis Lifeline en el 13 11 14, visitar lifeline.org.au o encontrar un Servicio Médico Aborigen aquí. Los recursos para los jóvenes aborígenes e isleños del Estrecho de Torres pueden encontrarse en Headspace: Yarn Safe.

El Men's Referral Service (Servicio de Referencia para Hombres) ofrece asesoramiento a los hombres sobre la violencia doméstica y se puede contactar con él en el 1300 766 491.

Source SBS News
This story is also available in other languages.
Show languages