Coming Up Mon 1:00 PM  AEST
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

La economía australiana creció más de los esperado a pesar de la pandemia de COVID-19

Australia's economy grows by more than three per cent for the second consecutive quarter. Source: Getty Images

La economía australiana creció en 3,1 por ciento en el último trimestre de 2020, un incremento que registra por dos períodos consecutivos tras entrar en recesión durante la pandemia de COVID-19, aunque ese año cayó en 1,1 por ciento.

El Producto Interior Bruto de Australia creció más de lo esperado en 2020 al aumentar un 3,1 por ciento entre octubre y diciembre de 2020, 0,6 puntos porcentuales más de lo que habían pronosticado los expertos.

Este resultado se da tras registrar un crecimiento de 4,4 por ciento en el trimestre anterior, tras caídas, de 0,3 por ciento, entre enero y marzo y de 7, entre abril y junio.

En términos anuales, el PIB se contrajo un 1,1 por ciento.

El aumento del último trimestre fue impulsado por el gasto de los hogares, la inversión privada y la exportación de minerales.


 

Puntos destacados:

  • El PIB creció 3,1 por ciento en el último trimestre de 2020 dejando atrás la recesión.
  • En 2020 cayó 1,1 por ciento.
  • El tesorero federal, Josh Frydenberg, afirmó que la economía Australiana se ha recuperado al 85% de sus niveles anteriores al coronavirus.

 

"Este es un desempeño muy alentador de la economía Australiana dado el abismo económico que estábamos mirando en el pico de esta crisis", comentó el tesorero de Australia, Josh Frydenberg. "Este es un logro al que todos los australianos han contribuido y del que todos los australianos pueden estar orgullosos".

Frydenberg afirmó que la economía Australiana se ha recuperado al 85% de sus niveles anteriores al coronavirus y a un ritmo más rápido de lo esperado.

Brendan Rynne, economista jefe de KPMG, afirmó que Australia está en camino de volver a los niveles de PIB anteriores a la crisis de la crisis a mediados de este año, si no antes.

"Se trata de una recuperación extraordinaria desde las profundidades de mediados de 2020", afirmó el experto al recalcar que “la confianza está volviendo y parece que el "efecto riqueza" también está jugando su papel, lo que puede ser la razón por la que el Banco de la Reserva no se preocupa por el aumento de los precios de la vivienda".

Con los viajes internacionales fuera de la agenda y los pagos del gobierno impulsando los ingresos de los hogares, los australianos han aumentado sus ahorros y reorientado sus gastos más cerca de casa.

Aunque la tasa de ahorro de los hogares descendió hasta el 12% en diciembre, desde el 18,7% del trimestre de septiembre, sigue siendo aproximadamente el doble de lo que era antes del COVID.

La Oficina Australia de Estadísticas recalcó que los pagos de JobKeeper totalizaron los $11.900 millones en el trimestre de diciembre, frente a los $35.800 millones del trimestre de septiembre.

Pero algunos analistas temen que la suspensión de los subsidios a finales de mes tengan un duro golpe en los bolsillos de sus receptores y los lleve a vivir en situación de pobreza, así como podría evitar la expansión del gasto doméstico.

“Lo más sorprendente fue que el PIB per cápita en 2020, de 19.810 dólares, era un 3,5% inferior al de 2019. En comparación, la siguiente peor caída en un año natural fue del 2,5% en 1991, durante la recesión”, dijo el periodista Greg Jericho, en el diario The Guardian.

Jericho remarcó que el año 2020 no sólo fue el peor desde 1960, sino que destruyó todos los récords desde entonces. 

Treasurer Josh Frydenberg speaks at an Australian Chamber of Commerce and Industry event at Parliament House in Canberra, Wednesday, February 24, 2021. (AAP Image/Mick Tsikas) NO ARCHIVING
Treasurer Josh Frydenberg at Parliament House in Canberra, Wednesday, February 24, 2021.
AAP

Crece el desempleo y el subempleo 

Tanto el desempleo como el subempleo han continuado su tendencia a la baja, en lo que constituye un nuevo signo positivo de que la economía australiana se está recuperando rápidamente de la crisis de 19 años, según datos previos de la Oficina Australian de Estadísticas de febrero.

El empleo aumentó por cuarto mes consecutivo, dejando el desempleo en el 6,4%.

El subempleo se redujo y ahora está por debajo de los niveles prepandémicos, en el 8,1%.

Victoria lideró la recuperación del empleo, y ahora tiene una brecha menor con respecto a los niveles de empleo anteriores a la crisis que la media australiana.

La tasa oficial de desempleo volvió a bajar del 6,6% en diciembre al 6,4% en enero, y el ABS estima que el mes pasado se emplearon 29.100 personas más.

"Enero de 2021 fue el cuarto aumento mensual consecutivo del empleo, ya que el empleo en Victoria siguió recuperándose", observó el jefe de estadísticas laborales de la ABS, Bjorn Jarvis.

"A nivel nacional, el empleo fue sólo 59.000 personas menos que en marzo de 2020, después de haber caído en 872.000 personas a principios de la pandemia".