Coming Up Thu 1:00 PM  AEDT
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

Por qué los isleños del Estrecho de Torres presentan una demanda contra el gobierno australiano

Paul Kabai and Pabai Pabai on the boardwalk in Boigu. Source: Talei Elu

El caso ha sido presentado en nombre de los residentes de las remotas islas de Boigu y Saibai que alegan que el gobierno no los ha protegido del cambio climático.

Los antepasados ​​de Paul Kabai han vivido en las islas de Boigu y Saibai durante más de 65,000 años. Ahora, teme que una creciente crisis climática pueda inundar las islas y obligar a las comunidades locales a irse.

"Convertirse en refugiados climáticos significa perderlo todo: nuestros hogares, nuestra cultura, nuestras historias y nuestra identidad", dijo.

"Si nos quitas nuestra tierra natal, no sabemos quiénes somos. Tenemos la responsabilidad cultural de asegurarnos de que eso no suceda y de proteger del cambio climático el país y nuestras comunidades, la cultura y la espiritualidad".


Puntos destacados:

  • Los isleños de las islas de Boigu y Saibai habitan sus tierras desde hace más de 65,000 años.
  • Un grupo de isleños presentó una demanda judicial contra el gobierno australiano alegando que no los ha protegido del cambio climático que ahora amenaza sus hogares.
  • El caso se basa en otro anterior contra el gobierno de los Países Bajos, por el que el Tribunal Superior holandés ordenó al gobierno reducir las emisiones de carbono más rápido de lo planeado.

Pabai Pabai también teme verse obligado a abandonar Boigu, ya que la isla es el núcleo de su identidad e historia cultural.

“Hay 65,000 años de riqueza y experiencia aquí. Perder a Boigu significará perder todo eso", dijo.

"Si nos alejas de esta isla, entonces no somos nada. Es como la Generación Robada, si quitas a la gente de su tierra tribal, se convierten en nadie".

Los dos hombres de Wadhuam están llevando al gobierno federal australiano a los tribunales en un intento por evitar la destrucción de sus comunidades por el cambio climático.

Un grupo de habitantes de las islas del Estrecho de Torres que viven en la costa norte de Australia presentó una demanda judicial contra el gobierno australiano el martes, alegando que no los ha protegido del cambio climático que ahora amenaza sus hogares.

El caso presentado en nombre de las remotas islas de Boigu y Saibai en el Estrecho de Torres es la primera demanda colectiva climática presentada por la gente de las Primeras Naciones de Australia, dijeron sus partidarios.

La demanda colectiva se presentó el mismo día en que Camberra adoptó un objetivo de emisiones netas de carbono cero para 2050.

El caso se basa en otro que lideró el grupo ambientalista Fundación Urgenda contra el gobierno de los Países Bajos, asegurando que tenía la responsabilidad legal de proteger a los ciudadanos holandeses del cambio climático.

Ese caso resultó en que el Tribunal Superior holandés ordenara al gobierno reducir las emisiones de carbono más rápido de lo planeado.

Las islas del Estrecho de Torres, ubicadas al norte de Australia, enfrentan la amenaza de inundaciones y de destrucción de suelo fértil por la salinidad de las aguas a medida que el calentamiento global lleva a más tormentas y al aumento del nivel del mar.

Si nos alejas de esta isla, entonces no somos nada. Es como la Generación Robada, si quitas a la gente de su tierra tribal, se convierten en nadie.

"Existe una gran convicción en que las comunidades y los medios de subsistencia de la isla del Estrecho de Torres son vulnerables a los principales impactos del cambio climático, incluso por pequeños aumentos del nivel del mar", dijo el reclamo presentado ante la Corte Federal.

El caso cuenta con el apoyo de un grupo de defensa sin ánimo de lucro, Grata Fund y Urgenda, y está a cargo de la firma de acción colectiva Phi Finney McDonald.

Grata dijo que espera que el caso sea escuchado en el tercer trimestre de 2022 y que la decisión demore hasta 18 meses.

Los isleños presentaron una denuncia sobre derechos humanos ante las Naciones Unidas hace dos años por motivos similares que aún no se ha resuelto.