Coming Up Wed 1:00 PM  AEDT
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

Protestas en Chile: Caída de joven de un puente reaviva reclamos por brutalidad policial

Caída de joven de puente presuntamente empujado por carabinero chileno. Sipa USA Pablo Rojas Madariaga / SOPA Image Source: AAP

A casi un año de la revuelta social en Chile, un nuevo incidente encrispa a la sociedad del país sudamericano después de que un joven resultara gravemente herido en un viernes más de protestas en Santiago, en un incidente que se presume fue provocado por un agente de la Policía. Te damos algunas claves para entender el incidente.

Unas 2.000 personas se concentraron el viernes en la céntrica rotonda capitalina, en la primera jornada de protestas de octubre, con el objetivo de ocupar la plaza, enfrentando a la policía que utilizó un fuerte despliegue de oficiales, carros blindados lanza-aguas y gases lacrimógenos para evitarlo. 

Durante los enfrentamientos entre parte de los manifestantes y la policía, un joven se precipitó al río Mapocho que bordea la plaza Italia, presuntamente cuando escapaba de los uniformados.

Su situación es grave por la altura desde la que se cayó. El accidentado fue asistido por médicos y bomberos y llevado a un hospital. 

Tras los hechos, la Fiscalía acusó por presunto "homicidio frustrado" a un policía antimotines tras establecer que el oficial provocó la caída del menor de 16 años desde el puente Pio Nono, al menos a cinco metros sobre el lecho casi seco del río Mapocho.


Puntos destacados:

  • El puente queda cerca de la plaza Italia, epicentro de la revuelta social que estalló en Chile el 18 de octubre pasado en contra del gobierno del conservador Piñera y la desigualdad social. 
  • Un policía chileno fue detenido y acusado el sábado por la Fiscalía por presunto "homicidio frustrado".
  • Se le acusa de provocar la grave caída de un menor desde un puente durante una protesta en Santiago, en una nueva polémica por exceso de fuerza que involucra a la Policía local.  

 

¿Cómo se cayó el adolescente? 

El joven se precipitó al río Mapocho que bordea la plaza Italia, presuntamente cuando escapaba de los uniformados, durante los enfrentamientos entre manifestantes y policías el viernes pasado.

La caída del menor Anthony Araya provocó una polémica con la difusión en redes sociales de videos que exhiben diversos ángulos de la acción policial durante la protesta del viernes: para algunos evidencian un empujón al adolescente y para otros dan cuenta de un accidente al intentar detenerlo. 

¿Qué pasará con el Policía?

Tras su detención, el policía  Sebastián Zamora, quien había sido suspendido tras ser acusado de “homicidio frustrado”.

Según Radio Cooperativa, en el Séptimo Juzgado de Garantía se mostró con detalle los registros audiovisuales de testigos que se encontraban en el lugar, como también los videos de las cámaras corporales de personal de Carabineros que estaba en el lugar y cámaras de seguridad y se  constató que el personal policial no prestó auxilio al menor de edad, sino que fue socorrido por una brigada de salud que ayuda durante las manifestaciones en Plaza Baquedano.

La fiscal de Alta Complejidad, Ximena Chong, detalló que "el imputado, quien también corría como se indicó, se abalanza en diagonal contra el adolescente, tomándolo con sus brazos e impulsándolo de tal forma que lo eleva sobre la baranda en cuestión y lo hace caer"m, agregó la fuente.

¿Cómo está el joven?

"La salud del joven es estable", informó Sergio Micco, director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), quien se reunió en la clínica con los familiares del menor y con otros testigos del incidente, quienes le señalaron que "Carabineros de Chile tuvo participación en el hecho". 

¿Cómo ha reaccionado el pueblo chileno? 

Tras conocerse la detención, más de un millar de personas acudieron a Plaza Italia para manifestarse a casi dos semanas de cumplirse un año del estallido social en Chile. 

Manifestantes levantaron y encendieron barricadas, destruyeron paraderos de autobuses y señaléticas, y se enfrentaron a fuerzas antimotines, en incidentes que se saldaron con 20 detenidos y 12 uniformados heridos, según reportó la Policía. 

Este lugar, renombrado por los manifestantes como "Plaza Dignidad", fue el epicentro de las movilizaciones iniciadas el 18 de octubre de 2019 y desde hace un par de semanas ha vuelto a ser escenario de manifestaciones todos los viernes, tras ser interrumpidas en marzo por la pandemia. 

Muchos de los manifestantes llegaron a la plaza luego de protestar fuera de la Clínica Santa María, a donde el menor fue trasladado con diversas lesiones pero sin riesgo vital. 

¿Cómo han respondido las autoridades? 

El jefe policial de la zona norte de Santiago, Enrique Monras, lamentó el hecho y manifestó que el menor "perdió e equilibrio" y cayó cuando el policía intentó detenerlo. 

"Condenamos, como lo hemos hecho siempre, todo hecho de violencia y transgresión a los derechos humanos, pero creemos que las investigaciones son las que deben llevar claridad sobre si se cumplieron o no los protocolos de Carabineros y si los hechos son constitutivos de delito o no", dijo, por su parte, el ministro del Interior, Víctor Pérez, ante la prensa. 

Según Pérez, tras múltiples denuncias de organismos internacionales sobre violaciones a los derechos humanos por parte de la Policía en sus intervenciones en las protestas sociales, "Carabineros ha hecho muchos esfuerzos en el último tiempo para que todo su accionar esté en el marco de los protocolos". 

¿Fue brutalidad policial? 

La oposición de izquierda y organizaciones sociales denunciaron que el menor fue empujado por policías. 

"Lo empujaron directamente al río. Exigimos la renuncia de Mario Rozas (director de la policía) ahora. Sin más excusas y una comisión civil para reforma estructural a Carabineros. Esta barbarie no puede continuar", dijo el diputado opositor Gabriel Boric. 

Informes de organismos como Amnistía Internacional o Human Rights Watch constataron graves violaciones a los derechos humanos cometidas por la policía en el estallido social que dejó una treintena de muertos. 

El uso de escopetas antidisturbios y el disparo de bombas lacrimógenas directo al cuerpo por parte de la Policía durante las manifestaciones sociales dejaron más de 300 personas con heridas oculares. 

Dos quedaron ciegas: el estudiante Gustavo Gatica, quien recibió disparos de perdigones en sus ojos durante una protesta, y Fabiola Campillai, impactada por una bomba lacrimógena en la cabeza.

 

Source AFP