Coming Up Tue 1:00 PM  AEST
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

Selección de género: nacen más varones que mujeres en la comunidad china de Australia, revela investigación

Source: Getty

Exclusiva: una investigación de SBS Chinese ha revelado diferencias significativas en la proporción de nacimientos de niños y niñas entre los inmigrantes chinos en Australia, entre 2003 a 2019. Los expertos creen que esta disparidad arroja luz sobre la prevalencia en la selección de género dentro de esta comunidad. Ellos calculan que 3,730 nacimientos de mujeres no ocurrieron durante este período en familias donde al menos uno de los padres nació en China.

Los datos recopilados por la Oficina de Estadísticas de Australia (ABS, por su siglas en inglés), a pedido de SBS Chinese, han revelado que hubo una tasa promedio de natalidad de 109 niños, por cada 100 niñas, entre 2003 y 2019 entre los inmigrantes de China continental en Australia.

Esta proporción, tomada de 215,775 nacimientos, fue más alta que la proporción de todos los nacimientos en Australia, que se situó en 105.7 niños por cada 100 niñas durante el mismo período.

Los datos midieron el número de nacimientos de varones, en comparación con nacimientos de niñas, con uno o dos padres originarios de China continental.

La proporción biológica estándar del género al nacer a nivel internacional es entre 104 y 106 niños por cada 100 niñas, según el Informe Sobre el Estado de la Población Mundial de las Naciones Unidas, que establece que cualquier número por encima o por debajo de 105 sugiere que se está realizando una selección de género.

Las diferencias en las proporciones resaltadas por las estadísticas de la ABS son "estadísticamente significativas" y sugieren que la selección de género que favorece a los varones es una práctica que está siendo utilizada por esta comunidad en Australia, según el demógrafo Christophe Guilmoto, coautor del informe sobre la selección de sexo en Asia del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

SBS Chinese
SBS Chinese

"Podemos afirmar con seguridad que los desequilibrios de género al nacer están presentes entre esta población inmigrante", asegura el doctor Guilmoto a SBS Chinese.

“Australia registró 3,730 nacimientos femeninos no ocurridos durante 2003-2019 en familias con al menos uno de los padres nacido en China”.

Dr. Christophe Z. Guilmoto
Dr Christophe Guilmoto.
UNPFA United Nations

Esta es una opinión que comparte el profesor asociado Gour Dasvarma, experto de la Universidad de Flinders en estudios de población .

"Una distribución por sexo al nacer (SRB, por sus siglas en inglés) de 109 es ciertamente más alta que el rango normal observado en todo el mundo".

El análisis de datos realizado por el profesor Dasvarma concluyó que una proporción de 109, basada en un número total de 215,775 nacimientos, "proporciona pruebas sólidas de que la selección prenatal del sexo puede estar ocurriendo después de la migración a Australia".

¿Cómo selecciona la gente el género?

Existen numerosas formas de seleccionar el sexo de un bebé.

Si bien la FIV es una práctica utilizada por este grupo, los "abortos selectivos por género" son más comunes entre los miembros de la comunidad china en Australia, señala el doctor Guilmoto.

“Los abortos selectivos por sexo se utilizan para asegurar el nacimiento de un heredero varón, de acuerdo con lo que se observa en China continental”, agrega.

Male and Female births from Chinese parents in Australia
Male and female births from Chinese parents in Australia (2003 - 2019).
SBS with ABS data

Aunque en Australia está prohibido interrumpir un embarazo por motivos de género, las personas pueden optar por un aborto durante las primeras etapas del embarazo con la ayuda de pruebas prenatales no invasivas que determinan el sexo y las posibles anomalías genéticas en los bebés.

Al conocer el sexo del bebé en una etapa en la que es relativamente fácil abortar, las familias pueden optar por interrumpir el embarazo, argumentando diferentes razones.

La doctora Kumar*, una médico general australiana que ha solicitado el anonimato, dice que ha identificado un patrón en las parejas que informan de un aborto espontáneo después de descubrir el sexo de su bebé. 

Ella explica que ha visto parejas a las que se les hizo una prueba de género para su hijo, y tiempo después regresan a la clínica embarazadas de un bebé de otro género.

Ella dice que a menudo explican que tuvieron un aborto espontáneo y luego volvieron a quedar embarazadas.

La doctora Kumar dice que los pacientes no suelen admitir ante su médico familiar la interrupción del embarazo y explican que sufrieron un aborto espontáneo para "evitar cualquier sospecha de que se haya realizado una selección de género".

Las preocupaciones legales y éticas sobre la selección de género no se aplican cuando se realiza por razones médicas.

Prohibido, pero extendido en China

Si bien la selección de género es ilegal en China continental, la práctica aún ocurre.

Las estadísticas sugieren que en China la proporción entre niños y niñas al nacer todavía está desequilibrada después de décadas de políticas gubernamentales para tratar de abordar el problema, y ​​desde el Aviso de 1986 sobre la Prohibición de la Determinación Arbitraria del Sexo Fetal, emitido conjuntamente por el Ministerio de Salud y la Comisión Nacional de Planificación Familiar de China.

Según la encuesta nacional entre censos de 2005, las provincias chinas de Jiangxi y Henan tenían una proporción de niño-niña de más de 140, en niños de entre uno y cuatro años; las provincias de Anhui, Guangdong, Hunan y Hainan tenían proporciones superiores a 130; y siete provincias más tenían proporciones de entre 120 y 129.

Lo que inicialmente era un problema en varias provincias se ha extendido a todo el país y de las áreas rurales a las urbanas.

"Entre las 32 provincias de China, en 1982 19 tenían proporciones de género al nacer normales; mientras que en 2015 sólo una las tuvo", según un informe emitido en 2021 por el Centro de Investigación de Población y Desarrollo de China, que analiza la historia de las proporciones sesgadas en China.

Every afternoon, kids are taken outdoors, playing in the
China introduced a three-child policy in 2021 to alleviate problems relating to the ageing population.
LightRocket

Otro informe del Centro de Población Carolina estimó que “la política del hijo único resultó en aproximadamente siete niños adicionales por cada 100 niñas para las grupos de nacimientos de 1991–2005”. 

Sin embargo, el informe del Centro de Investigación de Población y Desarrollo de China identifica una tendencia positiva en la normalización de la proporción de géneros al nacer, pero sugiere que la selección de género todavía se está llevando a cabo.

Algunos de los desafíos, identificados en el informe, son "las disparidades en el desarrollo regional en China", la "tradición histórica del patriarcado" y "el avance de la tecnología que hace que la selección de sexo con prejuicios de género sea mucho más fácil de lograr y más difícil de detectar".

Según el UNFPA, la ocurrencia de la selección de género en algunas partes del mundo, incluidas India y China, es "alarmante", ya que refleja el persistente bajo estatus de las mujeres y las niñas.

Este organismo sugiere que dondequiera que ocurra la selección de género en contra de las niñas, ésta refuerza los valores patriarcales estereotipados que devalúan a las mujeres.

Naciones Unidas dice que la preferencia por los varones en algunas áreas del mundo es un síntoma de la desigualdad de género, lo cual está presente en muchos otros países incluidos India, Pakistán, Vietnam, Corea del Sur, Azerbaiyán, Armenia, Georgia, Albania y Montenegro.

“Aquellos a favor del uso de la FIV para la selección de sexo por razones no médicas tienden a estar de acuerdo en que las disparidades en la proporción de género que ocurren ahora en estos países son indeseables y se deben tomar medidas para corregir esto", asegura el profesor Ainsley Newson, un especialista en bioética de la Universidad de Sydney.

El profesor Newson cree que si bien la discusión sobre la FIV y la selección de género se centra principalmente en otros países, no conocer las prácticas en Australia es pasar por alto el problema de que permitir la selección de sexo tiene un impacto demográfico, tanto a nivel nacional como internacional.

Preferencias por hijos varones en algunas familias chinas

La doctora Pan Wang, profesora de estudios chinos y asiáticos en la Universidad de Nueva Gales del Sur, comenta que en la cultura china se considera que los hijos varones son los que pueden continuar con la línea familiar, es decir, el apellido del padre.

"La selección de género en las zonas rurales de China es mucho más común que en las zonas urbanas, ya que la cultura patriarcal sigue siendo fuerte en las zonas remotas. Especialmente en las zonas rurales de China, ellos seguirán teniendo hijos hasta que llegue un varón”, asegura la doctora Wang.

“Algunas personas consideran que tener un hijo es una obligación filial, porque se considera que los hijos varones pueden continuar la línea familiar, son físicamente más fuertes y pueden ayudar con la producción agrícola y otros trabajos que requieren esfuerzo físico, lo que contribuyen a la prosperidad económica de los hogares de las zonas rurales".

La doctora Wang dice que esta práctica es menos frecuente entre las generaciones más jóvenes y en las zonas urbanas de China, debido a la educación y los "costos a la alza del “precio de la novia”, que ha supuesto una gran carga para los padres que tienen hijos".

Las hijas también desempeñan un papel cada vez más importante en el cuidado de sus padres ancianos en comparación con el pasado, especialmente dado el mejoramiento de la condición social y financiera de las mujeres.

Cuando se implementó la política de un solo hijo en China se "prefería que los bebés varones llevaran el apellido familiar", explica la ginecóloga de Sídney, la doctora Karen Kong. 

La doctora Kong explica que, a partir de sus experiencias, cuando las parejas chinas descubren que el sexo de su bebé no es el que querían, "la mayoría se siente decepcionada", pero aún así están contentas con el embarazo.

Pero la ginecóloga y especialista en fertilidad ubicada en Melbourne, la doctora Alice Huang, agrega que "rara vez ve decepción” cuando les dice a las parejas el sexo de su bebé.

"Puede que haya un arrepentimiento momentáneo, pero muy pronto veo la alegría que siempre veo en los padres que esperan un bebé".

Mientras tanto el doctor Seng-Chai Chua, ginecólogo y obstetra del Hospital Privado Westmead, en Sídney, dice que si bien existe "presión para tener un niño" en las familias chinas, esto es menos probable entre los migrantes calificados en Australia debido a su nivel de educación, y también porque no viven con sus padres, quienes aún pueden residir en China continental y tener opiniones diferentes. 

El impacto en la salud mental

El psicólogo Noris Ma señala que el sentimiento de decepción por un "nacimiento no preferido" se siente entre algunos inmigrantes chinos en Australia, especialmente aquellos que provienen de las zonas rurales de China.

Sin embargo, agrega que las parejas nacidas en las zonas urbanas de China durante las décadas de 1970 y 1980 experimentan menos presión.

Ma dice que la presión y el arrepentimiento no solo existe en el período previo a la concepción, sino también después del parto, y en la mayoría de los casos se relaciona con el nacimiento de una niña.

Si hay una elección, ellos están más ansiosos por tener un bebé varón.

Las expectativas sobre el género de un hijo pueden tener consecuencias duraderas en el niño nacido, agrega.

“Los niños generalmente no comprenden que sus abuelos chinos tienen prejuicios de género hasta que son adolescentes. Una vez que se dan cuenta de esto, pierden la sensación de ser amados”, puntualiza.

“Los familiares mayores rara vez expresan su decepción directamente. Mas bien, hacen comparaciones indirectamente.

"Por ejemplo, le dirán a una madre que da a luz a una niña, que uno de sus parientes acaba de dar a luz a un niño. Por lo tanto, la madre sentirá que ha defraudado a su familia".

El impacto de la selección de género en los niños es una preocupación de muchos profesionales de la comunidad.

Ada Poon, consejera china y trabajadora social de salud mental que vive en Melbourne, dice que las personas de las comunidades chinas están más ansiosas por averiguar el sexo de sus bebés, incluso en el caso del primogénito.

A ella le preocupa la presión sobre las niñas, quienes reportaron que sus abuelos favorecen a los miembros de la familia que tienen hijos varones. 

Para hacer que sus familias se sintieran orgullosas de ellas, las niñas de la familia a menudo se esfuerzan por sobresalir, principalmente en los resultados académicos.

Los valores patriarcales detrás de la preferencia de género pueden romper matrimonios, comenta la trabajadora social. Incluso puede afectar los acuerdos de custodia de los niños cuando se produce la separación.

"En muchos casos de divorcio, a los hombres generalmente no les importa la custodia de la hija”, puntualiza Poon, "Pero la custodia se vuelve importante cuando se trata de un niño varón, porque él es un bien de la familia". 

This story is also available in other languages.
Show languages