SBS Radio App

Download the FREE SBS Radio App for a better listening experience

Advertisement
  • One of the first things PM Scott Morrison and Treasurer Josh Frydenberg will focus on is tax cuts. (AAP) ((AAP))
Los prometidos recortes de hasta 1,080 dólares que prometió el primer ministro australiano, Scott Morrison, pueden demorar un año debido a la posibilidad de que la próxima legislatura no comience antes del 30 de junio, fecha en que termina el año fiscal.
Spanish
By
R.O.

Source:
AAP
21 May 2019 - 7:32 AM  UPDATED 21 May 2019 - 7:32 AM

El primer ministro australiano, Scott Morrison, quiere que su plan de recortes de los impuestos se convierta en ley lo más pronto posible, pero es muy probable que esto no suceda porque el proceso electoral puede impedir la convocatoria de la próxima legislatura antes del 30 de junio, fecha en que termina el año fiscal, apunta la cadena local ABC.

El gobierno está a la espera de que la Comisión Electoral Australiana entregue el documento oficial de los resultados de los comicios para que se inicien las reuniones del Parlamento, pero esto puede suceder recién a finales de junio dado que el conteo de los votos no ha terminado.

“Tenemos que esperar a que los decretos se entreguen y hay un proceso formal para ello”, dijo anoche Morrison a Sky News, al admitir que eso les da poco margen de convocar al Parlamento antes del 30 de junio.

“Según lo que me han dicho, esto es poco probable”, precisó.

La coalición Liberal-Nacional que lidera Morrison abanderó su campaña electoral con las promesas de recortar los impuestos, lo que daría a una vivienda de dos ingresos la posibilidad de tener 2,160 dólares adicionales en sus bolsillos.

Morrison tiene revisto reunirse hoy con su jefe del Tesoro, Josh Frydenberg, para dialogar sobre el estado de la economía y los recortes tributarios. Esto coincide con los preparativos del gobernador del Banco de la Reserva Australiana, Philip Lowe, para informar al país sobre las perspectivas económicas del país y las tasas de interés.