SBS Radio App

Download the FREE SBS Radio App for a better listening experience

Advertisement
Wait times grow in NSW emergency wards as early flu season hits. (Pixabay)

El pasado año fallecieron 1,200 personas por causa de la gripe. Las autoridades sanitarias no quieren que se repita esta crisis e insisten a la población a que se vacune.

By
Lin Evlin
Presented by
Claudianna Blanco
Published on
Friday, June 14, 2019 - 10:55
File size
9.05 MB
Duration
4 min 57 sec

Entre enero y marzo de este año, un número récord de personas han acudido a las salas de emergencias de hospitales en Australia, con casos serios de gripe.

Antes del comienzo del invierno, estados como Queensland y Victoria ya habían registrado un número altísimo de muertes a causa de esta enfermedad. 

Durante el primer mes del invierno, se vieron más de 76 mil 500 casos confirmados de influenza en Australia, una cifra casi 5 veces mayor al número registrado el año pasado, que fue de 16 mil casos, y muchísimos más que los vistos en los 5 años anteriores. 

La gripe causa 25 muertos en Queensland y lo peor aún no ha llegado

Los médicos están advirtiendo de una temporada de gripe muy fuerte este invierno, ya que se han reportado tres veces más casos que en el mismo periodo del año pasado.

El Director de la Coalición para la inmunización, el profesor Robert Booy cuenta que todavía no se sabe a qué se debe esta crisis.

“Es realmente sorprendente. Los expertos todavía no han podido descifrar por qué tenemos tantos casos tan temprano en esta temporada. Tenemos tres cepas de gripe que se están propagando. Influenza AH1, que comenzó hace 10 años, la AH3 originalmente de Hong Kong e Influenza B. Así que estamos lidiando con diferentes cepas pero todavía es un misterio el por qué comenzaron tan pronto”, afirma.

Falta de vacunas

El incremento en los casos de gripe este año ha sido tal, que las autoridades han instado repetidamente a la población a vacunarse lo antes posible.

Sin embargo, esto a su vez ha ocasionado una explosión en la demanda de vacunas.

Las autoridades sanitarias han manifestado que la demanda es tal, que hace unas semanas se vieron obligadas a realizar un pedido de unas 830 mil dosis adicionales de la vacuna contra la gripe.

Hasta los momentos, sólo ha llegado la mitad, por lo que faltan aún unas 400 mil dosis para que el país esté abastecido.

Oksana Gordon está complacida porque acaba de recibir su vacuna. “Sí, porque hay muchos casos de gripe y quiero protegerme a mí y a mi familia, y mantenerme sana”, asegura.

Oksana Gordon trabaja en el sector de la salud, así que ella es más vulnerable a contraer una enfermedad. 

“Si, ha sido realmente terrible. Han llegado muchos enfermos, con síntomas de resfrío o gripe. Creo que es importante vacunarse y mantenerse sano”.

Por el momento, se estima que 13 millones de dosis de la vacuna ya han sido distribuidas en todo el país esta temporada, y la mayoría ya han sido administradas.

Pero como explica el farmaceuta Nick Logan, muchas farmacias y centro médicos ya han agotado sus inventarios.

“Creo que porque se corrió la voz sobre el número alto de infecciones durante el verano, que fue muy inusual, la gente ha acudido en masa a vacunarse, lo que ocasionó una escasez, pero ya están en camino más cargamentos de la vacuna”, asegura.

Con la llegada de 400 mil dosis adicionales, las autoridades sanitarias continúan instando a la población que vaya a vacunarse si todavía no lo ha hecho.

“Si no te has vacunado contra la influenza aún este año, recuerda que el cuerpo tarda dos semanas en crear los anticuerpos completos, así que queda tiempo. Y si te vacunas ahora, eso te cubrirá hasta el verano.” 

Los médicos dicen que la vacunación es la mejor manera de prevenir otra temporada de influenza de terror como la que tuvimos en 2017, cuando las cifras oficiales indican que unas 1,200 personas fallecieron en Australia a causa de esta enfermedad.