Coming Up Fri 1:00 PM  AEST
Coming Up Live in 
Live
Spanish radio

Australia y Nueva Zelanda abrirán una burbuja de viajes a partir del 19 de abril

Los habitantes australianos podrán viajar a Nueva Zelanda a partir del 19 de abril sin necesidad de someterse a una cuarentena obligatoria. Los habitantes de Nueva Zelanda también podrán desplazarse a todos los estados y territorios australianos, excepto Australia Occidental.

Nueva Zelanda permitirá a los habitantes australianos ingresar al país sin necesidad de someterse a una cuarentena obligatoria a partir del 19 de abril.

“Cuando llamé a los premiers y les dije que estábamos listos para abrir escuché el entusiasmo en sus voces, porque después de un año largo y duro, tanto para ustedes como para nosotros, el anuncio representa un paso más hacia la normalidad", señaló la primer ministro de Nueva Zelanda Jacinda Ardern.


Puntos destacados: 

  • La burbuja de viajes entre ambos países comienza el 19 de abril y permite a habitantes desplazarse sin tener que someterse a una cuarentena obligatoria.
  • Los viajeros no están obligados a vacunarse contra COVID-19 antes de viajar a NZ.
  • Personas no podrán viajar si tienen síntomas de resfrío o gripe.

Los pasajeros deberán proporcionar a las autoridades de Nueva Zelanda información sobre cómo se les puede contactar mientras se encuentran en el país, deben usar  una máscara en el vuelo, y descargar y usar la aplicación NZ COVID Tracer.

Ardern dijo que los pasajeros no podrán viajar si tienen síntomas de resfrío o gripe.

0:00

El primer ministro australiano Scott Morrison recibió con satisfacción el anuncio de su homóloga.

"Después de pasar tiempo en Nueva Zelanda durante el año pasado, estoy seguro de que muchos estarán ansiosos por subirse a un avión para reencontrase ", declaró Morrison, agregando que “ambos países se beneficiarán del arreglo ".

En cuanto a los neozelandeses que quieren viajar a Australia, la burbuja unidireccional que se abrió en octubre pasado, permanecerá vigente en todos los estados y territorios australianos, excepto Australia Occidental.

La burbuja está sujeta a condiciones

Los habitantes australianos que viajen a Nueva Zelanda estarán sujetos a una serie de controles médicos y la burbuja de viajes podría suspenderse en caso de que se detecte un brote de COVID-19.

La líder neozelandesa advirtió a los habitantes que decidan viajar a ambos países a “ejercer cuidado”.

"La gente tendrá que prepararse ante la posibilidad de que su viaje sea interrumpido por un brote de COVID-19 ", dijo Ardern, tras esbozar tres respuestas en caso de que se detecte un brote de coronavirus en Australia: continuar, pausar o suspender la burbuja.

Cuando llamé a los premiers y les dije que estábamos listos para abrir escuché el entusiasmo en sus voce, declaró Adern.

La mandataria explicó que, si se registra un caso relacionado con el personal de cuarentena o de fronteras y se logra contenerlo rápidamente, entonces es probable que la burbuja continúe.

Si se detecta un brote localizado que conduce a un cierre breve, como el reciente cierre en Brisbane, podría resultar en una pausa de la burbuja de viajes.

Pero si hay varios casos comunitarios vinculados con una fuente desconocida, el Gobierno de Nueva Zelanda suspenderá la burbuja temporalmente.

En este caso, Ardern destacó que volverán a abrir la burbuja a los viajeros que lleguen a Nueva Zelanda desde las zonas de brote, pero, "dependiendo del riesgo", se les pedirá que sigan los siguientes pasos:

1. Monitoreen sus síntomas.

2. Se sometan a una prueba de COVID-19 antes de partir a Nueva Zelanda.

3. Auto aislarse cuando llegan al país.

4. Someterse a un aislamiento controlado durante 14 días, pero solo en "algunas situaciones”.

Ardern agregó que el próximo miércoles se tomaría una decisión sobre las personas que viajan desde Queensland y si necesitan hacerse una prueba antes de abordar sus vuelos hacia Nueva Zelanda.

Ambos países se beneficiarán del arreglo, señaló Morrison.

Morrison dijo que espera que los estados y territorios respondan de manera "proporcionada" a los brotes de COVID-19 en Nueva Zelanda, para garantizar que la burbuja de viajes no se suspenda.

Al igual que los neozelandeses que llegan a Australia, cualquier persona que viaje a Nueva Zelanda tendrá que pasar por una "zona verde" en los aeropuertos y será separada de los viajeros que llegan de distintas partes del mundo.

La burbuja significa que los australianos podrán desplazarse por Nueva Zelanda y aprovechar la oportunidad de visitar destinos turísticos para inyectar dinero en la economía, mientras las fronteras con otros países permanecen cerradas.

¿Qué aerolíneas ofecerán vuelos?

Las principales aerolíneas que ofrecen vuelos serán Qantas, Jetstar y Air New Zealand.

Virgin Australia ha suspendido la venta de la mayoría de sus vuelos a Nueva Zelanda hasta finales de octubre debido a que los "requisitos fronterizos" de la burbuja de viajes complican las operaciones de su negocio.

También existen dudas sobre la disponibilidad de autos para alquilar, dado la escasez de vehículos en varias ciudades australianas.

Las autoridades recomiendan consultar con los proveedores locales para verificar la disponibilidad.

¿Hay que ponerse la vacuna COVID-19 antes de viajar?

No es necesario ponerse la vacuna para viajar a Nueva Zelanda o regresar a Australia.

Pero Air New Zealand anunció a principios de este año que estaba probando un vaccine passport- pasaporte de vacuna- para vuelos a Australia.

Por el momento no existen otras burbujas de viaje como la que se ha creado entre Nueva Zelanda y Australia. Morrison explicó que era “demasiado pronto para hablar de otras burbujas”, con lo cual el anuncio sobre la apertura de viajes entre ambos países es importante para el sector de turismo.

Hace meses que los habitantes neozelandeses han estado viajando a Australia, pero ahora, con la nueva burbuja bidireccional, se estima que la cantidad de personas que se desplazarán entre ambos países aumentará de manera significativa.

Australia y Nueva Zelanda, seguirán manteniendo dos semanas de cuarentena en hoteles para viajeros procedentes de otros países.

 

 

This story is also available in other languages.