SBS en español

Gracias a la pandemia… descubrí mi pasión y logré materializar mi sueño en Australia | Ep 6

SBS en español

Natalia Morales

Natalia Morales, la chilena que elaboró un producto único en Australia. Presiona en el ícono que está sobre la imagen para escuchar la historia completa.


Published 21 April 2022 at 8:00am
By Silvia Rosas
Source: SBS

A Natalia Morales la pandemia le impidió salir de Australia para asistir al funeral de su padre. Pero ella se encargó de probarse a sí misma, a su familia, y a los demás, que el sacrificio de no poder despedir a su padre no había sido en vano.


Published 21 April 2022 at 8:00am
By Silvia Rosas
Source: SBS


Cuando Natalia Morales y su hermano Nicolás eran niños solían visitar a sus abuelos que vivían en un pueblo costero de Chile llamando Navidad. Eso era el paraíso. Playa, horas de juego interminables, visitas a los primos, y mil anécdotas. 

Entre las más memorables está aquella ocasión en la que Nicolás -en aquel entonces de cinco años- invitó a sus primos a tomar unas bebidas en un bar del pueblo.

Al llegar al lugar, muy seguro de sí mismo, el pequeño Nicolás fue directo al mostrador.

Advertisement
-       Deme cinco bebidas para mí y para mis primos.

-       Ya. ¿Pero, quién me va a pagar?, preguntó el hombre detrás del mostrador.

-       ¡Póngalo a la cuenta de Pancho Morales!, contestó con gallardía Nicolás. 

-       ¿Y quién es Pancho Morales?, replicó el dueño del bar.

-       ¡Mi papá, po!, dijo totalmente convencido el niño.

La seguridad con la que el pequeño anunciaba que su padre pagarías las bebidas hizo que se le sirvieran jugos a él y a sus primos. 

Natalia, quien es esa época tenía tan solo seis años, nunca olvidó esta anécdota. Y más adelante sería ese pasaje de su infancia el que le inyectaría vitalidad cuando las cosas se pusieron tristes.

Natalia Morales
Natalia Morales Source: Supplied


Natalia Morales Veas llegó a Australia en 2017 con la idea de hacer una pausa en su carrera como diseñadora e ilustradora.

A decir de la propia Natalia, no le iba mal en Chile, sin embargo necesitaba algo más. Ella quería conocer el mundo, ver otras realidades, arriesgarse a explorar otros terrenos, así que vio en la visa Work and Holiday la mejor opción. 

Una vez que su visa de trabajo venció, Natalia decidió quedarse un rato más, ahora con una visa de estudiante tomando un curso para emprendedores. Su proyecto era producir cerveza en Australia pero que tuviera un toque chileno.

Y lo que en un principio fue una salida de emergencia, se convirtió en un objetivo preciso. 



A los pocos meses Natalia viajó a Melbourne para explorar más sobre el mercado de la cerveza artesanal. Pero tras el anuncio del primer confinamiento por la pandemia, lo que eran unas semanas de paseo se volvieron meses. 

Desesperada por estar confinada en una ciudad nueva, sin recursos y sin una certeza de cuándo regresaría a Sídney, Natalia comenzó a buscar empleo con un perfil muy puntual: trabajaría en una cervecería.

La búsqueda no fue fácil. Debido a los constantes confinamientos cada vez más restaurantes cerraban y el movimiento en el sector de los bares y las cervecerías era casi nulo.

La joven chilena llegó hace cinco años a Australia.
La joven chilena llegó hace cinco años a Australia. Source: Supplied


Natalia buscó hasta por debajo de las piedras y un día tocó la puerta de una pequeña cervecería en South Melbourne donde la contrataron para limpiar mesas, atender el bar y ayudar en la cervecería. 

De a poco se fue metiendo más y más en el proceso de hacer cerveza y un día llegó con una propuesta para su jefe: Natalia le ofreció sus servicios como diseñadora y sus conocimientos en el área de mercadotecnia a cambio de que la dejara elaborar un lote de cerveza con unas recetas que ella había creado. A su jefe le gustó la actitud de Natalia. 

El sueño de Natalia de crear su propia cerveza en Australia estaba punto de volverse realidad. 

 

Pero Natalia tuvo que despertar súbitamente cuando una llamada telefónica le avisó que su padre había muerto en Chile.

Todo ocurrió tan de repente que a esta joven le fue imposible volver a casa. Pero al dolor de estar lejos de su familia, de no poder despedirse de su padre, Natalia lo transformó en energía para seguir. 

“Le dije a mi jefe lo que pasó y le pedí que trabajáramos [en la cerveza]. Le dije: ésta va a ser por mi papá. Con todo lo que mi padre me rogó para ir a Chile y yo no lo hice, al menos tengo que probarle que valía la pena estar aquí”, cuenta Natalia entre sollozos.  

Natalia se puso a trabajar con gran empeño en la producción de su cerveza. Desde la elaboración del producto, hasta el diseño de las etiquetas y la faena de armar todo ella sola. 

Pero le faltaba el nombre a su producto. Fue entonces que recordó aquella anécdota de su hermano pequeño invitando jugos a sus primos a la cuenta de Pancho Morales, y decidió llamar así a su cerveza, por todo lo que esa frase evoca para ella y su familia.



La cerveza con sabor a pisco sour y arándanos salió al mercado y, de acuerdo con el jefe de Natalia, fue muy bien recibida. Desde ese entonces la joven chilena no ha parado en la producción de pequeños lotes de cerveza y cada vez tiene más proyectos. Ahora trabaja para lograr alcanzar próximo sueño: distribuir su producto en todo Australia.  

El reto es grande, pero ella está convencida que a su energía y su determinación para lograr sus sueños no los detiene ni una pandemia.

Escucha la historia completa con las voces de sus protagonistas presionando en el ícono que se encuentra sobre la imagen principal.

Haz clic  para ir al sitio de la serie Gracias a la pandemia…




Share