SBS en español

La entrevista que destapó a una presunta torturadora del régimen de Pinochet en Australia

SBS en español

Adriana Rivas during the interview with SBS journalist Florencia Melgar

Adriana Rivas during the interview with SBS journalist Florencia Melgar. Source: SBS


Published 12 May 2022 at 4:39pm
By Florencia Melgar, Esther Lozano, Carlos Colina
Source: SBS

La exagente de Inteligencia, la chilena Adriana Rivas (Channy) revela en una entrevista exclusiva cómo escapó de su tierra natal, donde es acusada de secuestro y tortura durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. Si bien Rivas niega las acusaciones en su contra, la confesión de su escape de Chile durante la entrevista con SBS en español, desencadenó en Australia una histórica solicitud de extradición.


Published 12 May 2022 at 4:39pm
By Florencia Melgar, Esther Lozano, Carlos Colina
Source: SBS


El 19 de febrero de 2019, la policía australiana arrestó a Adriana Rivas, una ciudadana con doble nacionalidad chilena y australiana buscada en Chile por delitos de secuestro agravado, presuntamente cometidos en la década de 1970 durante la dictadura militar de Augusto Pinochet.

El arresto se produjo tras una petición de extradición de la fiscalía de Chile y después de la publicación de una entrevista exclusiva con SBS Spanish, donde Rivas describió en detalle a la periodista Florencia Melgar cómo escapó de Chile cruzando ilegalmente la cordillera de los Andes hacia Argentina, donde abordó un avión rumbo a Australia.

Advertisement


Adriana Rivas trabajó para la temida Dirección Nacional de Inteligencia de Chile (DINA) durante la dictadura de Pinochet, entre 1973 y 1977. Dentro de ese período fue secretaria de Alejandro Burgos, ayudante de Manuel Contreras, el director de la DINA y segundo a cargo del general Pinochet.

En Chile se le acusa de haber formado parte de la Brigada Lautaro, un “escuadrón de élite” que operaba en el cuartel Simón Bolívar, considerado un centro de exterminio y tortura.

Adriana Rivas with Manuel Contreras, the head of DINA.
Adriana Rivas with Manuel Contreras, the head of DINA. Source: SBS


Aunque Rivas dijo en la entrevista no haber participado en actividades ilegales, sí justificó el uso de la tortura y aseguró que “es la única manera de quebrar a la gente”.

“Todo el mundo sabía que había tortura, era un secreto a voces, en todas partes se sabía”, dijo.

“Todo el mundo sabía que tenían que hacer eso y quebrar a la gente de alguna manera, porque los comunistas son cerrados”.

“Era necesario, lo mismo que la usaron los nazis, y como en Estados Unidos, todo el mundo lo hace. Es la única manera de quebrar a la gente, porque psicológicamente no hay un método”, argumentó Rivas.



Durante la entrevista, Rivas explicó que su papel en la DINA se centraba en tareas de agente de seguridad personal y calificó ese tiempo de trabajo en la organización como “los mejores años de su juventud”.

“Cuando llegué a la DINA fue otro mundo para mí: ropa, nos vestían de pies a cabeza cuatro veces al año”, explicó.

Adriana Rivas ID in the DINAR, January 1978
Adriana Rivas ID in the DINAR, January 1978 Source: Supplied


“Alguien de clase media como yo, con una educación media, ¿Tú crees que habría tenido la oportunidad de ir a cenar a las embajadas en Chile? ¿O de andar en una limusina de acá para allá? ¿Los mejores hoteles de Chile? ¿Estar una semana en Portillo, con todo pagado, viajar gratis?”, le dijo a Melgar. “¿Con qué dinero habría podido hacer eso yo si no hubiese trabajado en la DINA, me entiendes? (…) ¿Saber disparar una pistola y saber defensa personal?”.

“No me arrepiento de haber trabajado ahí porque fue una oportunidad de vida, de sobrevivir”, concluyó la exagente, quien además relató en la entrevista con orgullo cómo en ocasiones se encargó de vigilar la puerta de la habitación del hotel donde se alojaba Pinochet durante sus viajes.

Adriana Rivas
Adriana Rivas is photographed while working as personal security of high ranking officials of the Pinochet dictatorship Source: Supplied


En enero de 1978 Rivas dejó Chile para comenzar una nueva vida en Australia a través de una visa conyugal. Desde su llegada a Australia en 1978, trabajó como niñera y limpiadora.

En un viaje que hizo a Chile en 2006, mientras visitaba a sus familiares, Rivas fue detenida y acusada de estar implicada en el secuestro y desaparición de siete personas: Fernando Ortiz, Fernando Navarro, Lincoyán Berrios, Horacio Cepeda, Héctor Veliz, Reinalda Pereira y Víctor Díaz, secretario del partido Comunista en el momento. Son los conocidos como casos Conferencia.

Durante la investigación judicial en Chile, Adriana Rivas quedó en libertad bajo fianza y en 2010 salió del país ilegalmente para residir de nuevo en Australia.

Adriana Rivas during her time working for DINA.
Adriana Rivas during her time working for DINA. Source: Supplied


Rivas siempre se ha declarado inocente de los cargos por los que se le acusa, pero en la entrevista con Melgar el 28 de agosto de 2013, la ex agente de la DINA explicó con todo detalle cómo escapó de la justicia chilena y regresó a Australia de manera ilegal, ayudada por amigos que le organizaron y pagaron el viaje.

“Yo más o menos sabía cómo venirme, pero no tenía la plata”, explicó Rivas en la entrevista y contó que un amigo de la familia “que conocía desde niña” y al que se encontró por la calle, le prestó el dinero para salir del país, cerca de $4.500 dólares australianos (5 millones de pesos).

“Se me juntaron todas las cosas… todo me salió, como se dice en Chile, por un tubo”.

Rivas contó que se encontró con el amigo en su oficina quien le dijo “Yo te puedo sacar del país”.

“Me pasaron a Mendoza, de Mendoza me fui a Buenos Aires, en Buenos Aires compré el billete [a Australia], todo en el mismo día, y me embarqué”.

Rivas se instaló de nuevo en Sídney en un bloque de apartamentos en Bondi, subsidiados por el gobierno. A partir de entonces vivió como fugitiva de la justicia chilena y se mantuvo trabajando como niñera y limpiadora.

El largo proceso judicial en Australia

En enero de 2014 el Ministerio de Relaciones Exteriores australiano recibió una solicitud de extradición de Chile.

Australia tardó cinco años en iniciar la evaluación judicial hasta que aceptó la petición de extradición en 2019.

En febrero de ese año, Rivas fue detenida en Sídney y desde entonces impulsó con sus abogados australianos un largo proceso de apelaciones en contra de su detención y extradición.  



Durante más de tres años, diferentes cuerpos judiciales, incluyendo jueces y magistrados de la Corte Local de Nueva Gales del Sur y de la Corte Federal, rechazaron sucesivamente los argumentos en contra de su extradición y decretaron que la chilena es extraditable.

Los argumentos más repetidos por sus abogados hacían alusión a que, aunque Rivas trabajaba en el cuartel Simón Bolívar, a cargo del director de la policía secreta de la DINA, Manuel Contreras, ella desconocía las actividades que se desarrollaban en esas instalaciones.

Relatives of the missing in Chile celebrate Ms Rivas' capture.
Relatives of Chile's missing gather at the Federal Court of Australia. Source: Supplied


Decían además que el material presentado por Chile en la solicitud de extradición "es insuficiente y no prueba que la DINA fuera un grupo ilegal", y que en el material "no hay una declaración clara que diga que [Rivas] estaba oficialmente presente cuando estas personas fueron detenidas" por lo que pedían que se invalidara la extradición.

También argumentaban que "la DINA era una oficina gubernamental creada por la ley de esa época. Era la ley creada por la Junta".



La justicia en Australia insistió en que esos asuntos deben ser considerados por la justicia de Chile y que la solicitud de extradición y sus motivos se ajustan al tratado de extradición entre ambos países.

Finalmente, la Corte Suprema de Australia (High Court) emitió el nueve de mayo de 2022 un “certificado de abandono” por el que se deshecha el último proceso por el cual la exagente de Pinochet trataba de evitar su extradición.



En la fase final del proceso será el Fiscal General de Australia, quien emita la orden final de extradición y debe dar un tiempo razonable para considerar cualquier argumento en contra de la extradición que Rivas quiera presentar.

Un proceso de extradición anterior, el caso de Dragan Vasiljković, un exlíder paramilitar serbio que fue extraditado a Croacia en 2015, tardó nueve años en procesarse después de su arresto en Perth.

Una vez extraditada, los tribunales chilenos determinarán cuánto sabía Rivas sobre los delitos por los que se le imputa y en qué medida estuvo involucrada.

En 2017, la documentalista chilena Lisette Orozco, sobrina de Adriana Rivas, estrenó la película “El Pacto de Adriana” donde comparte su experiencia investigando el pasado de su tía que tanto adoraba de niña.

Funcionarios de inteligencia chilenos en Australia

El hecho de que Adriana Rivas esté en Australia desde febrero de 1978 podría no ser una coincidencia. El periodista y autor australiano Mark Aarons sugiere en su libro “War Criminals Welcome” que puede haber cientos de criminales de guerra viviendo en secreto en Australia desde la Segunda Guerra Mundial.

Aarons dijo que los criminales de guerra que viven en el país provienen de muchos lugares y organizaciones, incluida la DINA de Chile, la policía secreta de la dictadura entre 1973 y 1977.

Estos agentes de seguridad que encontraron “refugio” en Australia, añadió Aarons, eran culpables de “tortura y ejecuciones sumarias”. Más revelador es que Aarons argumentó que varias de esas personas fueron traídas a Australia “como activos de inteligencia por nuestros servicios de inteligencia y reasentadas aquí para fines de operaciones de inteligencia en curso por parte de nuestros propios servicios”.

La periodista Florencia Melgar trabajaba en una investigación sobre la implicación de Australia en el golpe de estado en Chile en 1973, “”. 

En su investigación descubrió la existencia en Sídney de Adriana Rivas.

Ms Rivas's immigration documentation for Australia.
Ms Rivas's immigration documentation for Australia. Source: NAA Archives


Melgar contó a SBS Spanish que ella conoce la existencia de otros siete chilenos en una situación similar a la de Rivas.

"Que todas las personas que cometieron delitos, o presuntos delitos, enfrenten a la ley de la misma manera. Adriana es uno en muchos [casos], el resto debería pasar por el mismo proceso.  No es una agenda en contra de Adriana Rivas”.

El Dr.Clinton Fernandes, profesor de Estudios Políticos e Internacionales en la Universidad de Nueva Gales del Sur, y el abogado Ian Latham han trabajado juntos durante más de una década en varios casos que han logrado desclasificar con éxito una serie de documentos históricos relacionados con operaciones de inteligencia australianas en el extranjero.



Desde la década de 1970, se ha publicado evidencia que indica que espías de Australia participaron en el golpe de Pinochet. Se piensa que oficiales de inteligencia australianos asistieron a la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) a socavar el gobierno electo del presidente chileno Salvador Allende. Sin embargo, los documentos oficiales de inteligencia australiana en torno al golpe de Pinochet nunca han sido publicados. 

“Australia es uno de los países que tiene mayor nivel de secretismo de información estatal”, afirmó la periodista Melgar.

“Uno puede hacer un pedido, pero todo lo que se pueda argumentar que atenta contra la seguridad nacional pueden no desclasificarlo nunca”.

Melgar también enfatizó la importancia de realizar periodismo de investigación para sacar estos asuntos a la luz.

“Cuando empecemos a medir el impacto real que tienen nuestras investigaciones en la sociedad, ahí es cuando vamos a hacer el cambio cultural y van a empezar a haber más recursos para el periodismo investigativo.”

Artículos de prensa sobre agentes chilenos en Australia publicados en la década del 90.
Artículos de prensa sobre agentes chilenos en Australia publicados en la década del 90. Source: Supplied



 

La historia judicial del caso Rivas

1973 – 1977: Adriana Rivas se encontraba trabajando para la Dirección Nacional de Inteligencia de Chile, DINA. En ese período fue secretaria de Alejandro Burgos, ayudante de Manuel Contreras, segundo a cargo del general Pinochet.

1978: Adriana Rivas abandona Chile para comenzar una nueva vida en Australia a través de una visa conyugal.

2007: Rivas es detenida en Chile durante una visita a su familia, y es acusada por el secuestro agravado de Víctor Díaz, Fernando Ortiz, Fernando Navarro, Lincoyán Berrios, Horacio Cepeda, Héctor Veliz y Reinalda Pereira.

2010: Rivas escapa de Chile ilegalmente mientras estaba en libertad condicional y regresa a Australia. Eventualmente termina viviendo en un bloque de apartamentos de personas con bajos recursos en el barrio de Bondi.

2013: Rivas concede una entrevista a la periodista de SBS Spanish, Florencia Melgar, en la que explica cómo escapó de Chile a través de la frontera con Argentina, y donde defendió el uso de la tortura. La Interpol (Organización International de Policía Criminal) emite una orden de captura internacional contra Adriana Rivas.

2014: La Corte Suprema de Justicia de Chile pide la extradición de Adriana Rivas.

Febrero 2019: Rivas es detenida en Sídney.

Junio 2019: La magistrada Margaret Quinn, de la Corte local de Nueva Gales del Sur, rechaza la primera solicitud de Rivas de concederle la libertad provisional.

Noviembre 2019: La jueza de la Corte Federal, Wendy Abraham, rechaza la apelación de Rivas a la negativa a su liberación y la mantiene en prisión.

Abril 2020: Rivas presenta ante la Corte local de Nueva Gales del Sur una tercera solicitud de libertad provisional basada en su estado de salud y en supuesto riesgo de contagiarse con COVID-19 en prisión.

Mayo 2020: El magistrado Robert Williams, de la Corte local de Nueva Gales del Sur, deniega la libertad provisional a Rivas, lo que supone una tercera negativa a que la chilena salga de prisión mientras se dirime su petición de extradición a Chile.

Junio de 2020: Se celebra la audiencia de extradición de Adriana Rivas en la Corte local de Nueva Gales del Sur ante el Magistrado Philip Stewart.

Octubre 2020: Tras cuatro meses de deliberación, el Magistrado Stewart da luz verde para que Rivas sea entregada a Chile.

Diciembre 2020: Rivas apela ante la Corte Federal de Australia la decisión de ser entregada a la justicia chilena. Pide la anulación del fallo del Magistrado Stewart y su libertad.

Abril 2021: Se celebra la audiencia en la Corte Federal en la que Rivas presenta sus alegaciones en contra de su extradición.

Junio 2021: Tras casi dos meses de deliberaciones, la jueza Wendy Abraham de la Corte Federal de Nueva Gales del Sur rechaza la apelación por la que Rivas trataba de evitar su extradición y respalda el fallo del Magistrado Stewart de que sea entregada a Chile.

Julio 2021: Rivas presenta ante la Corte Federal de Australia en pleno una segunda apelación para anular el fallo de la jueza Abraham. 

18 noviembre 2021: Se celebra la vista en la Corte Federal de Australia en pleno, formada por tres jueces, sobre la apelación de Rivas.

24 noviembre 2021: Tras seis de días de deliberaciones, la Corte Federal de Australia en pleno rechaza la apelación de Rivas y respalda el fallo de la jueza Abraham para que sea entregada a la justicia chilena.

10 mayo 2022: Adriana Rivas falla en su último intento de evitar su extradición a Chile ante la Corte Suprema de Australia (High Court), que emitió un “certificado de abandono” de la solicitud de autorización especial para apelar.

Escucha el podcast con todas las voces presionando la imagen de portada

Escucha la entrevista íntegra con Adriana Rivas.




Share