SBS Radio App

Download the FREE SBS Radio App for a better listening experience

Advertisement
A demonstrator throws stone to national police officer during a demonstration demanding the resignation of Haitian President Jovenel Moise (AAP Image/ AP Photo/Dieu Nalio Chery)

Según los analistas, Haití es además del país más pobre del continente americano, el más corrupto. El ex funcionario diplomático y gubernamental haitiano, Edwin Paraison, explica para SBS Spanish, la necesidad de transformar el estado y refundar el país. Escucha la entrevista.

By
Carlos Colina
Published on
Friday, February 15, 2019 - 16:30
File size
19.19 MB
Duration
10 min 29 sec

Haití conoció una nueva jornada de tensiones, pautada por escenas caóticas al margen de manifestaciones en las que al menos nueve personas han muerto desde el comienzo de las protestas, el jueves pasado, en reclamo de la dimisión de un presidente que permanece en silencio.

Vehículos incendiados, negocios saqueados marcaron la jornada, en la que varios miles de personas se manifestaron en la capital contra el aumento de las desigualdades y la corrupción generalizada.

La frustración popular de los haitianos se ha visto agravada además por la publicación a fines de enero de un informe oficial sobre el posible desvío de casi 2.000 millones de dólares del Fondo Petrocaribe, un programa de ayuda que Venezuela ofreció a Haití desde 2008.

Haití atraviesa desde el 7 de febrero una profunda crisis política. Las actividades están paralizadas por manifestaciones populares en las principales ciudades. La ira popular tiene como principal blanco al presidente Jovenel Moïse, en el poder desde 2017.

Sobre la crisis en Haití conversamos con Edwin Paraison ex funcionario diplomático y gubernamental haitiano, consultor sobre las relaciones dominico haitianas y actualmente director ejecutivo de la Fundacion Zile en ese país.

Información relacionada
El escándalo de Oxfam, símbolo de la impunidad de las ONG en Estados débiles
El escándalo que sacudió a la ONG británica Oxfam tras las revelaciones de orgías con prostitutas en Haití destaca la relativa impunidad de estas organizaciones en Estados débiles y con sus habitantes sometidos a la extrema pobreza.