Australia comienza prohibición de plásticos de un solo uso en parte de su territorio

Australia del Sur comenzó a imponer la prohibición de los plásticos de un solo uso, mientras que Victoria espera hacerlo en 2023.

A turtle trying to eat a plastic bag in the Gulf of Carpentaria in northern Australia.

A turtle trying to eat a plastic bag in the Gulf of Carpentaria in northern Australia. Source: AAP

La prohibición de los plásticos de un solo uso, como las pajitas y los cubiertos entró en vigor este 1 de marzo en el estado de Australia del Sur, unos seis meses después de que el Parlamento de este estado aprobara la medida.

"Somos el primer estado del país en tomar esta medida y a partir de mañana se prohibirá la venta, el suministro y la distribución de pajitas, cubiertos y agitadores de plástico", declaró el domingo el ministro de Medio Ambiente, David Speirs, al anunciar esta legislación, cuya entrada en vigor se retrasó debido a la pandemia de COVID-19.

"Al ser los primeros en tomar la iniciativa a nivel nacional, ya hemos visto cómo las empresas que fabrican alternativas reutilizables y compostables empiezan a establecerse en Australia del Sur".

Advertisement

 

Puntos destacados:

  • Australia del Sur se convirtió en el primer estado del país en prohibir los plásticos de un solo uso.
  • Las autoridades de este estado creen que la medida ayudará a reducir la basura marina y de otro tipo y promoverían la economía circular con un cambio de la "mentalidad de un solo uso y de usar y tirar".
  • Victoria prohibirá los plásticos de un solo uso, como pajitas, cubiertos y bastoncillos de algodón, para 2023.

 

 La legislación de Australia del Sur también se ha diseñado para permitir que se añadan progresivamente más artículos a la lista de prohibiciones, con vasos, cuencos y platos de poliestireno que desaparecerán a principios de 2022.

Podrían imponerse multas a los comercios que no cumplan las nuevas normas, pero Speirs ya dijo que no creía que fueran necesarias. 



Victoria prevé prohibir los plásticos de un solo uso para 2023

El gobierno de Victoria prevé prohibirlos plásticos de un solo uso, como pajitas, cubiertos y bastoncillos de algodón, para 2023.

La ministra de Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático de Victoria, Lily D'Ambrosio, anunció el sábado que algunos artículos de plástico de un solo uso serán eliminados y prohibidos antes de 2023.

Las pajitas de plástico, los agitadores de bebidas, los platos y los recipientes y vasos de poliestireno están en la línea de fuego.

También se prohibirán los bastoncillos de algodón con palo de plástico.

D'Ambrosio afirmó que la prohibición de los plásticos de un solo uso es un buen punto de partida, ya que cada habitante de Australia envía una media de 68 kilogramos de plástico a los vertederos cada año.

"Los artículos de plástico de un solo uso, como las pajitas y los vasos de plástico, representan un tercio de la basura de Victoria", dijo.

"Tenemos que cambiar esto, así que nos estamos deshaciendo de ellos".

Añadió que existen alternativas adecuadas y sostenibles que ya se utilizan habitualmente.

Las promesas de reducir los gases de efecto invernadero en el marco del acuerdo climático de París están "muy lejos" de lo necesario para evitar un calentamiento global catastrófico, advirtió la ONU.

Las últimas promesas sobre el clima están "muy lejos" de los objetivos de París necesarios para evitar un calentamiento global catastrófico, advierte la ONU

La prohibición no incluirá los equipos médicos o científicos, y se aplicarán exenciones a los servicios de emergencia, discapacidad y cuidado de ancianos que los requieran.

El gobierno no ha decidido si las empresas podrán acceder a ayudas financieras para realizar la transición, ni si se aplicarán sanciones.

"El proceso de transición incluirá una consulta completa sobre cómo... nos aseguramos de que estos artículos dejen de suministrarse y venderse en Victoria", dijo.

"Tenemos casi dos años para hacer esto y hacerlo bien".

Se llevará a cabo una declaración de impacto normativo, que abordará el coste para las empresas y la disponibilidad de los productos necesarios para cumplir la prohibición.

A pesar del coste, D'Ambrosio dice que los habitantes de Victoria quieren el cambio.

"Hay una voluntad de los individuos, las familias, las empresas y la comunidad en general para conseguirlo", dijo.

El Gobierno marcará el camino, dijo, eliminando progresivamente los artículos de sus propios sistemas en el plazo de un año.




Share
Published 1 March 2021 at 8:39am
Source: AAP, SBS